Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal de Valencia desprecia los nuevos datos del 'caso Gürtel'

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha vuelto a eludir la investigación sobre la trama Gürtel en Valencia. Ayer, la Sala de lo Civil y Penal rechazó pronunciarse sobre la inhibición que le planteó el juez Antonio Pedreira, del tribunal equivalente de Madrid. Éste comunicó el 28 de julio al tribunal valenciano que consideraba más que oportuno que Francisco Correa, supuesto cabecilla de la trama; Álvaro Pérez, El Bigotes, y Pablo Crespo fueran imputados en la causa que mantenía abierta. Pero ayer el TSJCV se cerró en banda.

Lo hizo amparándose en el procedimiento. Según el extracto que el tribunal facilitó del auto, el TSJCV "no puede pronunciarse sobre la inhibición" que le planteó el Tribunal de Madrid "ya que el procedimiento tramitado en Valencia se sobreseyó libremente el 1 de agosto".

La petición del juez de Madrid tiene fecha del 28 de julio. Pero la Sala valenciana se encontraba entonces en plena deliberación sobre la continuidad o no de la investigación. Resolvió primero archivar y después afrontar la petición del magistrado. Petición a la que no puede hacer frente porque la causa ya no existe. La misma nota recoge: "El sobreseimiento del procedimiento seguido en el TSJCV significa que la causa se archivó y por lo tanto no puede ya realizar ningún acto procesal de continuidad. Por ello, no puede no aceptar ni rechazar la inhibición planteada por el instructor del caso Gürtel en el TSJM".

No puede inhibirse

La respuesta de la Sala valenciana va más allá. Sostiene que "el magistrado instructor de Madrid no puede inhibirse de parte del procedimiento, ya que esa competencia la tiene la Sala de lo Civil y Penal del TSJM", no el juez que investiga el asunto, Juan Luis de la Rúa, presidente del TSJCV, de quien Francisco Camps dijo que era más que un amigo, ha vuelto a desactivar desde la Sala que preside una posibilidad de averiguar qué relaciones tuvieron los empresarios supuestamente corruptos con la Generalitat.

De haberse aceptado la petición de Pedreira, los tres empresarios que lograron adjudicaciones de la Generalitat valenciana por más de siete millones de euros, hubieran compartido la condición de imputado con Francisco Camps, presidente de la Generalitat; Ricardo Costa, secretario general de los populares valencianos; Víctor Campos, ex vicepresidente de la Generalitat valenciana, y Rafel Betoret, ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo y actual asesor de la Diputación de Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de septiembre de 2009