Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una limpiadora de la Fábrica de Moneda muere al caerle un elevador

La mujer incumplió las medidas de seguridad al trabajar bajo el aparato

Nuevo accidente laboral en la región. María Consolación Hernández Malillos, una limpiadora de 47 años, murió ayer por la mañana en la sede que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre tiene en Torre Arias (distrito de San Blas), según informó un portavoz de Emergencias 112. La empleada perdió la vida en el acto al caerle unas cinco toneladas de un elevador de palés. Los sindicatos UGT y CC OO han denunciado la falta de medidas de seguridad de este edificio, ya que la víctima no debía estar trabajando debajo de un aparato que está funcionando. Ambos han adelantado que se personarán en el caso para que se depuren responsabilidades. Esta muerte eleva a 61 las personas fallecidas en accidente laboral en lo que va de año, según datos de los sindicatos.

CC OO había pedido más seguridad en la zona del accidente, no señalizada

Los hechos se produjeron a las 9.45 en el número 526 de la calle de Alcalá, cerca del barrio de Canillejas, en una sede que tiene la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre junto a otra instalación de seguridad del Banco de España. El lugar donde se registró el accidente se trata de un almacén robotizado de alta seguridad en el que se guardan billetes y efectos timbrados que se distribuyen por toda España.

Por causas aún no esclarecidas, el elevador de palés se cayó y todo el peso que transportaba (unos 5.000 kilos) le cayeron encima a María Consolación Herranz, lo que le produjo la muerte en el acto. Sus compañeros de trabajo la rescataron y avisaron a los servicios de emergencia. Los facultativos del Summa no pudieron hacer nada por su vida dada la gravedad de las lesiones que presentaba.

La Policía Municipal y la Inspección de Trabajo de la Comunidad de Madrid se han hecho cargo de las investigaciones para ver cómo se produjo el accidente. Fuentes de los sindicatos CC OO y UGT explicaron que la trabajadora llevaba un año contratada por la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). Su puesto de trabajo eran las oficinas de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, pero en los dos últimos días la destinaron al almacén robotizado para cubrir los puestos de compañeros que estaban de vacaciones.

Según ambos sindicatos, el accidente demuestra "una clara ausencia de medidas de seguridad" en el organismo público. "En el momento del accidente la limpiadora se hallaba en la zona del montacargas, un espacio que no estaba señalizado como zona de riesgo especial por peligro de atrapamiento. Y eso a pesar de que los delegados de prevención ya habían pedido que se aumentaran las medidas de seguridad en ese espacio", denunció CC OO.

La responsable de Salud Laboral de UGT-Madrid, Rosa Robledano, insistió en la falta de prevención: "Lo que está claro es que, si la máquina estaba funcionando, esa trabajadora no podía estar en ese sitio. Las medidas de seguridad han fallado de manera flagrante".

Otra irregularidad, según los sindicatos, es que no existiera un mecanismo de parada de emergencia para detener el montacargas en caso de que alguien accediera al hueco que hay bajo el mismo. "La trabajadora carecía de la formación necesaria sobre riesgos laborales", mantuvieron fuentes de CC OO. Al lugar del accidente acudió el marido de la víctima, además de otros familiares. La víctima, nacida en la provincia de Zamora, residía en el barrio de Santa Eugenia, en el distrito de Villa de Vallecas, según fuentes policiales.

Ambos sindicatos anunciaron ayer que se personarán en el caso para que la investigación y la instrucción policial llegue "hasta sus últimas consecuencias". Se ha convocado una concentración a las doce del mediodía de hoy, en la sede principal de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, en el número 106 de la calle de Jorge Juan.

Este periódico intentó recabar, sin éxito, y en varias ocasiones la versión de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de agosto de 2009