EE UU avisa del robo de datos de 130 millones de tarjetas

Albert Gonzales, un joven de 28 años que reside en Miami (Florida), fue acusado ayer por las autoridades judiciales estadounidenses de haberse hecho de manera ilícita con datos informáticos vinculados a más de 130 millones de tarjetas de crédito y débito. Washington lo considera el mayor robo de datos personales destapado hasta la fecha.

La trama empezó a operar en octubre de 2006, y fue descubierta hace un año. Gonzales, que contaba con dos colaboradores, según lo revelado por el Departamento de Justicia, logró infiltrarse en el sistema informático de la plataforma electrónica de pagos Heartland Payment Systems, así como de las populares cadenas de supermercados 7-Eleven y Hannaford Brothers, para robar los números de las tarjetas de sus usuarios.

Gonzales y sus cómplices pretendían vender la información a terceros para realizar compras fraudulentas, aunque el Gobierno de EE UU no aclara si lo consiguieron.

Los datos que recopilaron con sofisticadas técnicas fueron dirigidos hacia servidores que manejaban en California e Illinois, así como en Letonia, Países Bajos y Ucrania, lo que da dimensión internacional a la trama. Gonzales es acusado de dos delitos de conspiración, que están castigados con hasta 25 años de cárcel y un multa de medio millón de dólares (355.214 euros).

El juicio a este pirata informático, que actuaba en la red bajos los alias segvec, soupnazi y j4guar17, arrancará en septiembre. Tiene otro caso pendiente con la justicia, también por robar datos de tarjetas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS