Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las llamadas de móvil cuestan un 60% más en España que en los países ricos

Un informe de la OCDE asegura que sólo Estados Unidos tiene tarifas tan altas

Menos mal que los directivos de las operadoras de móvil y el Gobierno están de vacaciones. Porque el informe que hizo público ayer la OCDE, la organización que agrupa a los países más desarrollados, no les deja en buen lugar. Según este documento, España es, junto a Estados Unidos, el país rico donde más cuesta llamar y mandar mensajes cortos de texto (SMS) por el móvil.

Esta conclusión va en contra de la premisa que siempre han defendido el Ejecutivo y las propias compañías de que las tarifas del móvil en España están en la media de los países de nuestro entorno. Nada más alejado de la realidad, según el informe, que señala que para un consumo medio, las tarifas españolas son un 60% superiores a la media de la OCDE, que agrupa a una treintena de países.

Los más baratos son, en general, los países nórdicos y Reino Unido, curiosamente donde el nivel de vida es mayor pero existe un mayor nivel de competencia y un gran número de compañías. El Ejecutivo español aprobó hace dos años una normativa para permitir la aparición de nuevos operadores además de los establecidos (Movistar, Vodafone, Orange), pero no parece que haya surtido el efecto deseado, al menos según la OCDE.

El estudio, que analiza el gasto medio anual por usuario entre 2006 y 2008, realiza tres clasificaciones, según el consumo sea bajo, medio o intensivo. España es el país desarrollado en el que resulta más caro tener un consumo elevado, ya que el gasto anual se eleva a 957 dólares (670 euros), casi el doble que la media de la OCDE (343 euros) y cinco veces más que Dinamarca, el más barato. La OCDE considera un consumo elevado realizar 1.680 minutos en llamadas al año, 660 SMS y 12 MMS o mensajes multimedia.

Los usuarios nacionales también salen muy mal parados si tienen un consumo medio o bajo de móvil, ya que en ambos casos España se encuentra en segundo lugar, sólo superada por EE UU. Por un consumo bajo (360 minutos de llamadas al año, 396 SMS y 8 MMS), en España se pagan 250 dólares (175 euros), mientras que en Dinamarca, el país más barato, el coste es de 35 euros, y la media es de 114 euros. En el caso de un consumo medio (780 minutos en llamadas, 600 SMS y 8 MMS), en España cuesta 508 dólares (355 euros) y la media de la OCDE es de 222 euros.

En los mensajes, los consumidores españoles también son los más paganos. Pagan 0,15 euros de media, cuatro veces más que el coste medio de la OCDE, que es de 0,04 euros, para un consumo medio.

En términos generales, el informe indica que, entre los años 2006 y 2008 (con datos hasta agosto), los precios de las comunicaciones móviles cayeron de media un 28% en el rango de consumo medio, un 21% en el bajo y un 32% para el alto.

La organización de consumidores FACUA no ha tardado en instar al Gobierno a que "deje de mimar a las multinacionales de telecomunicaciones", y les imponga unas tarifas máximas, siguiendo el ejemplo de la eurotarifa, fijada por la Comisión Europea, para evitar los precios "abusivos" que cobran actualmente. Las tarifas del móvil para el consumidor están completamente liberalizadas, y no pueden ser impuestas por el regulador, según la actual legislación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de agosto de 2009