Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Tenemos que volver con él"

Cinco montañeros españoles se unen al intento de salvamento

Tensión y concentración. Los rostros de Jonathan Larrañaga, Jordi Corominas, Dani Ascaso, Jordi Tosas y Simón Elías, que a las 20.50 de ayer partieron rumbo a Islamabad, no reflejaban otra cosa. Con razón, ya que les quedaba por delante un viaje agotador: de Madrid a Skardu (Pakistán), pasando por Londres (donde ayer pernoctaron), Doha e Islamabad. Antes de partir ya llegaban los primeros problemas: Iberia no terminaba de facilitar la facturación de su pesado equipaje. "Como lo perdamos... ¡Ufff!", avisó Tosas.

Un pesado equipaje, con mochilas y bidones llenos de todo el instrumental básico, con el propósito de ayudar a Óscar Pérez, para ellos un compañero y también un amigo. "Vamos a intentarlo todo", afirmó sin dudar Elías, que hizo de portavoz del grupo. "¿Probabilidades de éxito? Iremos viendo, pero la disposición, el equipo de gente que ha venido, toda la gente que se está moviendo allí gracias a Sebastián Álvaro, la gente en Huesca trabajando... Estamos moviendo mucha energía. Y, sobre todo, lo que buscamos es volver todos bien y con Óscar", resumió.

Pese a no ser muy conocido en general, el Latok II encierra mayores problemas que cumbres de más renombre. "En cuanto a escalada, sólo los grandes como Óscar y Álvaro pueden ir a escalar allí, máxime en la forma en que lo han hecho: los dos solos, en estilo alpino, sin porteadores. Corrieron un gran riesgo y lo aceptaron en su momento. Óscar lo sabía cuando estaba allí. El rescate será complicado. Está en una pared escarpada. No es fácil hacerle llegar al suelo con las lesiones que tiene. Las claves son el equipo humano y los helicópteros. Nosotros llegaremos para echar una mano", comenta Elías antes de desgranar cuál será su papel y cómo ve la organización de la operación: "Se está haciendo todo con mucha coherencia, con mucha reflexión. En ningún momento nadie va lanzado. Vamos por partes. Cada uno sabe hacer su papel, y nosotros sabemos que vamos a la cola del rescate. Según eso, tomaremos nuestras decisiones. Los que van por delante son grandes alpinistas y conocen la montaña. Nosotros llegaremos para echar una mano. Haremos nuestro trabajo en la medida en que podamos llegar lo más rápido posible al campamento base. De eso depende el trabajo del club Peña Guara, de las autoridades españolas, de la embajada y también de los medios de comunicación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de agosto de 2009