Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Nueva tragedia en el fútbol español

21 para siempre

La familia del Espanyol se despide de Jarque en la puerta del estadio que coincide con el número de su dorsal - Los aficionados solicitan que éste se retire y que el campo lleve su nombre

Noche cerrada. Un centenar de personas se reunió el sábado de forma improvisada en la puerta 21 de su nueva casa, el estadio estrenado una semana atrás. Velas, bufandas, flores y muchas lágrimas vertidas en recuerdo de Dani Jarque, de 26 años, central de Espanyol, que falleció sin previo aviso de un infarto al corazón mientras el equipo se hallaba en el hotel de Coverciano (Florencia). A las dos de la madrugada acudió otra persona a la puerta 21, cuando no quedaba casi nadie. Tenía los ojos vidriosos, bien hinchados. Se arrodilló y depositó su camiseta en el suelo, en primera línea. Ahí sigue la zamarra de Nico Pareja, que se quedó en Barcelona porque debía atender la llamada de la selección argentina, pero que dio su último adiós a Jarque, amigo de equipo y del eje de la zaga.

La autopsia se le realizará hoy en Italia, adonde viajan los rectores del Espanyol

Al oír los aplausos de los seguidores, los compañeros de Jarque rompieron a llorar

A las nueve de la mañana de ayer, el Espanyol reabrió la puerta 21. Allí aguardaban unas 30 personas con sus camisetas, cartas y demás recuerdos del novel capitán, que recogió el brazalete hace ahora un mes por decisión del técnico, Mauricio Pochettino. Poco a poco, el espontáneo santuario se llenó de aficionados y retazos en fotos de la vida de Jarque. Un gran 21 formado con velas recibía a los afectados hinchas. "Siempre estarás en nuestros corazones", rezaba una pancarta; "honor a todo aquél que se deja la vida por el amor a unos colores", añadía otra. Eran algunas de las muchas frases que se depositaban en el suelo. Bien con papel y rotulador, bien con mosaicos.

"Es un dolor insoportable. Pensé que era una broma macabra de la noche, pero resulta que era cierto", soltaba Joan, un anciano que se apoyaba con bastón para caminar, al tiempo que se le escapaban las lágrimas. "El mejor central que hemos tenido y la mejor persona", agregaba después Silvia, que también iba pañuelo en mano. "Una desgracia para todo el espanyolismo, una auténtica mierda", resolvía José, que durante buena parte de la mañana se dedicó a colocar las ofrendas y muestras de afecto que la gente traía. Los aficionados, a cuentagotas, llenaban el santuario de Jarque, hasta el punto que debieron abrir otras puertas para que cupieran todos.

Aunque por ley deben pasar tres días, desde el club certificaron que hoy se le practicará la autopsia al jugador. "En Italia se puede tardar de tres a cuatro semanas en realizarla", argumenta una voz autorizada en medicina forense italiana que prefiere preservar su nombre, "pero es un caso especial y las autoridades han dado el visto bueno para acelerar el proceso". Apretó de lo lindo el cónsul español en Italia, Eduardo de la Iglesia, e incluso el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se prestó a ayudar en caso de que fuera necesario.

"Lo primero que se tiene que ver es la autopsia y descartar un aneurisma cerebral o un infarto que tapara la arteria coronaria", revela Pilar Tornos, profesora de cardiología de la Universidad Autónoma de Barcelona; "pero es muy raro y poco probable que le ocurra a un chico joven, de 26 años, que se cuida y que no tiene factores de riesgo". También ofrece una posible causa. "Puede haber sido lo que se conoce como una muerte eléctrica, una arritmia cardiaca. Ocurre sin motivo aparente porque son enfermedades a nivel celular y de iones. El corazón, de repente, pierde el ritmo, la actividad eléctrica, y deja de contraerse. Es algo que no puede detectarse en los exámenes físicos y las pruebas cardiológicas habituales".

La intención del club es instalar una capilla ardiente en el estadio, siempre y cuando la familia y la novia, encinta, den el visto bueno.

Precisamente, el presidente del Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, acudió en la tarde de ayer a la casa de los padres del futbolista y la novia para darles el más sentido pésame. También fueron Ramon Condal, consejero adjunto a la presidencia; Germán de la Cruz, responsable del área deportiva, y el técnico, Pochettino. "Son momentos que no te los crees, pero reales", dijo abatido Sánchez Llibre desde Lanzarote, donde estaba de vacaciones antes de la trágica noticia. Hoy viajará junto a De la Cruz a Florencia para agilizar los trámites necesarios y el proceso de repatriación del cuerpo. "No estoy en condiciones para hablar más", se excusó. Tampoco se pronunciaron los futbolistas del Espanyol, que llegaron al campo a las dos de la tarde y se derrumbaron en llantos al escuchar el sonoro aplauso que les dedicó la afición.

En la puerta 21 siguió la actividad. "Que se ponga al estadio su nombre", rogaba un aficionado, de acuerdo con lo que se expresaba en diversos foros de Internet. También se reclamó que se retirara su dorsal. Y cada cierto tiempo alguien gritaba su nombre y la gente rompía a aplaudir. "Esto es un drama. No me lo puedo creer. No es posible. El otro día me firmaba un autógrafo para mi hijo y no le volveré a ver. ¡Qué injusto!", decía Xavier. "Tu corazón sigue latiendo a través de los nuestros", escribió un chico con la camiseta del Ciudad Cooperativa, el primer club de Jarque. A las nueve de la noche, más de mil personas guardaron un minuto de silencio y rezaron un Padrenuestro. No era el último homenaje. Así se aclaraba en una enorme pintada situada fuera del estadio: "Jarque, capitán eterno".

Todos con Jarque

- Guardiola se ofrece. El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, calificó de "auténtico drama" el repentino fallecimiento de Daniel Jarque y, desde San Francisco, se ofreció al Espanyol y a los allegados del futbolista "para cualquier cosa que necesiten".

- "Tuve la suerte que él no ha tenido". Rubén de la Red, jugador del Real Madrid, que sufrió un problema cardiaco en 2008, reflexionó: "Tuve la suerte que él no ha tenido". Desde Washington, el capitán del Madrid, Raúl, calificó a Jarque de "gran profesional y gran deportista".

- El baloncesto, solidario. La selección española de baloncesto se solidarizó con la familia de Jarque desde San Fernando. "Era una grandísima persona y un deportista ejemplar", dijo Gasol, de Sant Boi como el blanquiazul. Navarro agregó: "Demostró su capacidad de sacrificio y entrega en el campo".

- Jugadores rotos. El sábado, en un amistoso en Elda, Rufete, ex compañero de Jarque actualmente en el Hércules, solicitó el cambio al conocer la noticia. En Palermo, otro ex compañero, Sergio Sánchez, ahora en el Sevilla, se desmoronó sobre el césped al enterarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de agosto de 2009

Más información