2.500 casas paradas

La fuerte recesión del sector inmobiliario obligó a Criteria, el brazo inversor de La Caixa, a parar el proyecto de levantar 2.500 viviendas dentro del plan de expansión del complejo de Port Aventura. Y más en una provincia que adolece de exceso de segundas residencias y a la que los expertos señalan como una de las que más van a tardar en deshacerse de todo el stock de casas sin vender.

La inversión prevista en estas viviendas era aproximadamente de 400 millones de euros. Y Criteria consideró que, dado el contexto de parón, ahora carece de sentido ejecutar este proyecto.

Buena parte de este complejo residencial -casas adosadas y unifamiliares- se había concebido como segundas residencias, que es el segmento más tocado por la crisis. El holding inversor de La Caixa prevé retomar el proyecto cuando pase el temporal.

Criteria estudió el año pasado varias ofertas para vender el parque. Todavía sigue en sus manos y la sociedad sostiene que examinará todas las propuestas, aunque no las irá a buscar por iniciativa propia. No está decidido si una eventual venta incluiría el proyecto residencial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de agosto de 2009.

Lo más visto en...

Top 50