La banca de EE UU se resiste a suavizar las hipotecas

Los grandes bancos no están respondiendo a la ambiciosa iniciativa del presidente Barack Obama para contener la ola de desahucios que amenaza con dejar a millones de familias sin hogar. Tan sólo un 9% de las hipotecas que pueden optar a esos cambios fueron objeto de modificación, y hay diferencias entre las entidades al ejecutar el programa.

El pasado mes de febrero, Obama decidió salir en ayuda de los propietarios que, por culpa de la recesión, se estaban topando con verdaderos problemas para pagar sus hipotecas. Era una medida que pretendía estabilizar el mercado inmobiliario, tras dos años en caída libre, y marcar de paso el fondo de la recesión.

Para ello puso sobre la mesa 75.000 millones de dólares (52.025 millones de euros) en incentivos para animar a las entidades a abrir la mano. Pero con los desahucios en aumento, lo que puede minar cualquier atisbo de recuperación, el Tesoro se vio forzado a presentar ayer un listado que pone evidencia quién hace su trabajo y quién no.

JP Morgan Chase y GMAC son la más cumplidoras, con el 20% de las hipotecas elegibles en su cartera en proceso de cambio. En el caso de Citigroup, entidad rescatada con fondos públicos, se eleva al 15%. Bank of America y Wells Fargo, otras receptoras de fondos públicos, sólo modificaron el 4% y el 6% de los préstamos respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 2009.

Lo más visto en...

Top 50