Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen iraní sienta en el banquillo a 100 opositores

Entre los procesados por la revuelta hay un ex vicepresidente y dos ex ministros

Los juicios contra 100 prominentes reformistas iraníes, detenidos poco después de las controvertidas elecciones presidenciales del 12 de junio, comenzaron ayer en Teherán. El régimen les acusa de querer derrocar el sistema político instaurado tras la revolución islámica de 1979. Entre los acusados se hallan el ex vicepresidentes Mohamed Alía Abtahi, el ex viceministro de Exteriores, Mohsén Aminzadé, el ex diputado Móhsen Mirdamadí y otras figuras del sector moderado. La televisión los mostró vestidos con uniforme penitenciario.

Según la agencia oficial IRNA, la fiscalía les acusa de atentar contra la seguridad nacional por planificar los disturbios y participar en ellos y de atacar edificios estatales. Bajo la ley islámica que se aplica en Irán, la conspiración contra la seguridad nacional puede castigarse con pena de muerte.

Las elecciones del pasado junio, en las que el Ministerio de Interior adjudicó la victoria a Mahmud Ahmadineyad por mayoría absoluta, han creado la mayor crisis desde 1979 y puesto de relieve las profundas divisiones del régimen.

Cientos de personas -entre ellas periodistas, abogados y estudiantes- han sido detenidos, según diversas ONG. Se han producido denuncias por malos tratos en las cárceles y algunos detenidos han muerto bajo custodia policial. Entre los procesados hay seguidores de los ex presidentes Alí Akbar Hachemi Rafsanyaní y Mohammed Jatamí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de agosto de 2009