Seis turistas muertos y 27 heridos al volcar un autobús en Barcelona

Los Mossos investigan el exceso de velocidad como causa del accidente

Una plácida jornada de turismo por Barcelona acabó el jueves por la noche en un fatal accidente de autobús que se llevó la vida de seis turistas y dejó heridos a 27, 11 de ellos graves. En el vehículo viajaban 68 personas, la mayoría de nacionalidad holandesa, que volvían a sus hoteles en la costa del Maresme después de pasar un día en la capital catalana. Entre los heridos graves, muchos con múltiples fracturas, se encuentra el conductor del autobús, que ayer permanecía estable dentro de la gravedad en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de Barcelona. Otros 16 heridos leves están ingresados en centros sanitarios de la provincia. En total, los heridos fueron atendidos en 10 hospitales distintos. La identidad de los fallecidos no trascendió, aunque la fundación holandesa Het Buitenhof, especializada en la atención a personas con discapacidad mental leve, informó de que cuatro de los muertos pertenecen a la asociación.

El conductor llevaba 15 años en la empresa y no dio positivo en la prueba de alcohol
Más información
"Íbamos muy rápido, al tomar la curva hubo un frenazo y volcamos"
El autocar de Sant Pol iba a casi el doble de la velocidad permitida

El accidente ocurrió a las 23.13 del jueves: el conductor enfiló la salida de la autopista C-32 en Sant Pol de Mar y perdió el control del autobús, que volcó sobre su lado izquierdo, embistiendo a un turismo que iba en sentido contrario. Según los pasajeros, el chófer giró a gran velocidad, en una curva muy cerrada donde el límite de velocidad es de 40 kilómetros por hora.

Unas 40 dotaciones de los Mossos d'Esquadra, los Bomberos de la Generalitat y el Servicio de Emergencias Médicas trabajaron hasta las siete de la mañana para evacuar a los heridos, algunos atrapados en el interior del vehículo.

El conductor, un hombre de 59 años que resultó herido grave, dio negativo en la prueba de alcoholemia. Los Mossos investigan el contenido del tacómetro para conocer la velocidad en la que tomó la curva. Según la empresa Plenacosta, propietaria del vehículo, el chófer llevaba trabajando desde la una de la tarde y había cumplido con todos los descansos: "No entendemos qué pudo pasar. El conductor llevaba 15 años trabajando con nosotros, y conocía perfectamente la ruta. Es cierto que la curva en la que sucedió el accidente es muy cerrada, pero la ha hecho 300 veces sin problemas. No nos lo explicamos", explicó el gerente, Pere Artau.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De todas las hipótesis que ayer barajaba la policía autonómica la única que descartó fue que se tratara de un fallo técnico. Artau apoya esta tesis: el autobús, explicó, un Man Bravo-2 del año 2007, estaba en perfectas condiciones y contaba con todos los permisos. "Es un autocar de 80 plazas y dos pisos, uno de los coches más importantes de la empresa, de los mejores que se pueden encontrar hoy en día", describió Artau, que destacó sus medidas de seguridad.

El gerente cree que los pasajeros que fallecieron no llevaban el cinturón de seguridad: "La guía insistió en la necesidad de atarse el cinturón, pero con tanta gente no podemos controlar uno a uno". "Si todos se hubieran puesto el cinturón de seguridad no habría tantas muertes", apostilló.

La policía analizó ayer qué pasajeros llevaban el cinturón atado, obligatorio en los autobuses desde 2006, y cuáles no.

[Para facilitar las llamadas a Barcelona de los familiares de Holanda, se ha abierto una línea telefónica: 0800-0990099].

Estado en el que quedó el autocar tras el accidente.
Estado en el que quedó el autocar tras el accidente.EFE
La carretera C-32 ha quedado abierta al tráfico tras haber estado cortada parcialmente parte de la pasada madrugada por el grave accidente de tráfico donde se han visto implicados un autocar y un turismo en Sant Pol de Mar, Barcelona, y que ha causado seis muertos y 39 heridos, cinco de ellos graves.Vídeo: AGENCIA ATLAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS