Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moody's ratifica la máxima solvencia para España

La agencia de calificación Moody's mantiene la confianza en el futuro de las finanzas públicas españolas. Sus analistas han ratificado la calificación de Aaa, la de máxima solvencia, que recientemente habían puesto en revisión. Moody's confirma la perspectiva estable aunque, eso sí, mantiene el matiz de que su Aaa es "vulnerable", según la nueva clasificación que fijó en febrero, y advierte de los grandes retos a corto y medio plazo.

Los analistas de Moody's creen que el superávit y la reducción de deuda de los últimos años han concedido a España el margen de maniobra fiscal necesario para soportar grandes déficit durante la recesión. "Sin embargo, el Gobierno necesita una estrategia de salida creíble para su política fiscal", añade. Moody's cree que esa estrategia pasará por el recorte del gasto y la retirada de algunos estímulos fiscales y que va tomando forma un esquema creíble de cómo poner el déficit bajo control a medio plazo.

La agencia ve probable que España fracase en su intento de rebajar su déficit público a menos del 3% del producto interior bruto (PIB) en 2012, "pero debería ser capaz de lograrlo en torno a un año después".

El modelo económico español se ha llevado un duro golpe, pero el daño no será permanente y, aunque el crecimiento será menor en el próximo ciclo, no se derrumbará, según el diagnóstico de Moody's.

La salud financiera

Sus analistas alaban la salud del sistema financiero en su conjunto. Aunque el deterioro de activos provocará que algunas entidades tengan que captar capital, las sumas no serán excesivas y habrá margen para cubrirlas con los programas de rescate.

Los españoles son más pesimistas con las expectativas del sector financiero. Un 42,9% espera que el próximo año quiebren cajas de ahorros pequeñas y un 35% prevé el mismo destino para los bancos de menor tamaño, mientras que estos porcentajes no superan el 15% en el caso de las grandes entidades, según un estudio de la Fundación BBVA.

El estudio ratifica que la principal preocupación de los españoles es el paro, el problema más grave para el 69%. El 17% de los ocupados ve probable perder su empleo en un año. El 38,2% cree que la crisis se superará en un plazo de dos años, mientras que el 33% fija un plazo aún mayor. El estudio indica que la población ahorra más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de julio de 2009