Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La amenaza del fuego

Evacuación en Sant Feliu de Guíxols

Un foco de reducidas dimensiones afecta a 200 vecinos y varios huertos

St. Feliu de Guíxols

A Cinta le quedaba poco para salir del trabajo. Como tenía familiares en casa, había dejado la comida lista. En cuanto acabara la jornada, cogería el coche para ir desde Platja d'Aro, donde trabaja, hasta Sant Feliu de Guíxols, donde vive (Baix Empordà). Pero no pudo. Su peluquera la llamó para decirle que los alrededores de su urbanización, Sant Amanç, estaban en llamas. Cinta corrió hasta su casa, pero no le dejaron entrar. Los Mossos d'Esquadra habían evacuado la zona. Por motivos que aún se desconocen, cerca de la una de la tarde se originó un incendio en la calle de Callao, en Sant Feliu de Guíxols, y quemó una hectárea y media de terreno. 11 camiones de bomberos y cuatro helicópteros estuvieron extinguiendo el fuego hasta la tres y media. A las seis aún quedaban un par de dotaciones remojando las zonas cercanas a las casas.

Un vecino, que prefiere no identificarse, dio el aviso a Emergencias. "Subía con mi hijo a casa y vimos unas llamas cerca de uno de los edificios. Pensé que quizá hacían una barbacoa, pero por si acaso llamé al 112", recordó. Poco después, los Mossos aporreaban la puerta de su vivienda, también en Sant Amanç. "Vamos, rápido, hay que salir", le dijeron. El viento ayudó a que se propagaran las llamas. Cerca de 200 personas tuvieron que abandonar sus hogares durante dos horas (desde las dos hasta las cuatro). Hubo quien intentó oponerse, pero los Mossos les obligaron.

Fuego en la Terra Alta

20 dotaciones de los Bomberos de la Generalitat trataban de controlar ayer por la noche el incendio que se había declarado a última hora de la tarde en Horta de Sant Joan (Terra Alta) en el macizo de los Ports, al norte del Barranc dels Covars.

El lugar donde se inició el incendio, que a media noche había afectado a unas cien hectáreas de masa arbolada y matojos, está situado entre los parajes de Roques Cambretes y el Pinar de Don Pedro y es de difícil acceso. Los bomberos trabajaban para controlar el fuego. Está previsó que hoy, a partir de las 7.30 horas, se incorporen a las tareas de extinción dos avionetas y tres helicópteros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de julio de 2009