Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

El Supremo observa indicios de delito en Bárcenas y Merino

El juez citará a ambos tras estudiar los informes del Tribunal de Madrid

El Supremo inició ayer, por fin, la tramitación del caso Gürtel en lo que se refiere al senador Luis Bárcenas y al diputado Jesús Merino, ambos del PP, sobre los que el alto tribunal había admitido la competencia para investigar y, en su caso, juzgar delitos de cohecho (soborno) y contra la Hacienda pública.

Sin embargo, a pesar de que desde el pasado 23 de junio cinco magistrados se habían declarado competentes para conocer los hechos y habían nombrado juez instructor del caso a Francisco Monterde -que fue miembro del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP-, éste no había adoptado ninguna decisión. Incluso la fiscalía había tenido que reiterar su petición de que se plantease el suplicatorio a las Cámaras para proceder contra ambos aforados.

El magistrado instructor ha decidido abrir diligencias previas

Ayer, sin embargo, Monterde movió ficha. Abrió diligencias previas, es decir, que aprecia que de los hechos que figuran en la exposición motivada que elevó el juez Antonio Pedreira, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, revisten caracteres de delito. Por ello ha abierto la fase de investigación del procedimiento abreviado, ya que ni el cohecho, ni el delito contra la Hacienda pública conlleva una pena superior a los seis años de prisión.

El juez Monterde precisa que todavía no ha recibido los documentos que solicitó y que figuran en la causa original que instruye el juez Pedreira, por lo que obviamente no ha podido estudiarlos. Sin embargo, ha añadido que, ante la solicitud de diligencias formulada por el fiscal, así como las pedidas por Bárcenas y Merino -entre ellas acudir a declarar en concepto de imputados provisionales incluso aunque no haya sido concedido todavía el suplicatorio- ha decidido incoar el proceso contra ellos.

El instructor puntualiza que no citará a declarar a los dos aforados antes de comprobar "la suficiencia del material que se reciba" del Tribunal Superior. No obstante, no descarta hacerlo antes de que las Cámaras concedan el suplicatorio, imprescindible para la imputación definitiva de ambos. Fuentes parlamentarias informaron a este periódico que los plenos ordinarios para los suplicatorios nunca se celebrarán antes del mes de septiembre.

La causa ahora abierta investigará si el tesorero del PP se llevó casi un millón de euros en sobornos de la red corrupta que dirigía Francisco Correa. Bárcenas está poniendo en un grave aprieto al PP y a su líder, Mariano Rajoy, por su resistencia a dejar el cargo y cada vez se enfrenta a más voces críticas dentro del partido. El viernes pasado aseguró que dejará el cargo de tesorero en cuanto el juez del Supremo pida el suplicatorio para imputarle en el caso Gürtel. Al menos así lo confirmaron fuentes próximas al senador popular, que negaron que Mariano Rajoy le haya pedido que dimita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de julio de 2009