Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe IV paraliza las obras de Serrano

Patrimonio impide desmontar una cerca del siglo XVII hallada en el lugar donde se construye un aparcamiento

Los plazos se estaban cumpliendo, el presupuesto se estaba respetando y los trabajos no presentaban dificultades reseñables. Todo funcionaba en las obras que afectan a la calle de Serrano (y a la mayoría de sus perpendiculares), un proyecto con el que el Ayuntamiento pretende hacer de esta avenida un espacio de aceras anchas, zonas verdes y tres grandes aparcamientos para 3.000 coches. Pero el macroproyecto del Consistorio se ha dado de bruces contra un muro. Y nunca mejor dicho. Exactamente, la cerca-muralla de Felipe IV que se descubrió el 30 de abril en el emplazamiento del tercer subterráneo. La Dirección General de Patrimonio Histórico obliga al Ayuntamiento a conservar in situ el hallazgo.

El municipio recibió ayer la negativa de la Dirección de Patrimonio Histórico de la Comunidad a su solicitud de desenterrar en bloques parte de esta cerca que en su día sirvió para delimitar Madrid, y de cuyos 76 metros de longitud 47 se ven afectados por el aparcamiento.

El Ayuntamiento, que con esto pretendía evitar que se paralizase la obra, proponía desplazar los restos arqueológicos y exponerlos en la plaza del Descubrimiento, del mismo modo que Fomento hizo con los cimientos de la iglesia del Buen Suceso encontrados durante las obras de Sol, que finalmente se trasladaron de lugar y ahora están expuestos en la nueva estación.

Pero la Dirección del Patrimonio Histórico alega que se ha denegado esta solicitud porque la cerca sólo tiene valor en su conjunto y no por bloques.

Debido a esta decisión, desde el Consistorio aseguran que ahora hay que replantear el tercer tramo del proyecto y desplazarlo un metro y medio. Esto supondría la pérdida de unas 150 plazas para vehículos, el aumento del gasto y la prorrogación de la obra en superficie, que ya no podrá estar lista para navidades, como estaba previsto. "Ahora protestarán los vecinos y los comerciantes porque tardamos", suspira una portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de julio de 2009