Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Hallada en la Casa de Campo una red hidráulica del XVI

Los vestigios canalizaban el riego de un jardín renacentista

Vestigios de fábrica de un refinado sistema hidráulico que, presumiblemente, surtía las fuentes de un jardín renacentista del reinado de Felipe II, en la Casa de Campo junto a la Puerta del Rey, acaban de ser descubiertos en tres catas arqueológicas, según fuentes de la excavación. Los restos, que son visibles, han sido hallados a una profundidad aproximada de medio metro, en tres ámbitos que ocupan una superficie de unos 180 metros cuadrados. Las catas comenzaron hace mes y medio, son supervisadas por la Dirección General de Infraestructuras de la Concejalía de las Artes y las realiza Geocisa.

El hallazgo configura una trama de paramentos de piedra por cuyo interior discurren encañados, caceras y tuberías. También se han encontrado restos de revocos que simulan mármoles. El complejo, por su empaque, da cuenta de una importante red hidráulica. Facultativos que conocen el hallazgo admiten que el diseño podría ser de Juan Bautista de Toledo, primer arquitecto del monasterio de San Lorenzo de El Escorial e ingeniero hidráulico de Aranjuez, pero prefieren esperar análisis definitivos.

También se han encontrado los surtidores de una Sala de Burlas

Felipe II creó en esta zona oriental de la Casa de Campo un jardín renacentista con media docena de fontanas y juegos de agua, de inspiración italiana, del cual persiste una galería de grutas abovedadas de fábrica, en ladrillo, de 30 metros de longitud por siete de anchura, con columnas toscanas. Se encuentra situada apenas a unos cuatro metros de las excavaciones recién abiertas. "Esta galería fue ejecutada por el decorador Giovanni Antonio Sormano, estuquista que trabajó en el Vaticano", explica Beatriz Tejero, historiadora del arte. "Bajo la galería, en una cata reciente, ha sido hallado el mecanismo de surtidores de agua que empapaba a quien se adentraba a la conocida como la Sala de Burlas, ideada para el juego", añade. El jardín incluía parterres y fuentes, una de ellas llamada de la Artillería por sus cañones de agua y otra dedicada a Neptuno, que remataba inclinado esta fontana, explica.

"El encargo de ambas obras fue hecho por Felipe II entre 1560 y 1580 tras adquirir el rey el bosque que entonces formaba la actual Casa de Campo, propiedad de Fadrique de Vargas, miembro de una influyente familia de consejeros regios", explica el historiador Luis de Vicente.

El jardín fue modificado en torno a 1590 por el alarife regio Juan de Valencia. El primitivo parque renacentista fue transformado posteriormente por Juan Gómez de Mora en otro barroco, del cual existe en el Museo Municipal de Madrid un cuadro del pintor de corte Félix Castelló, realizado en 1630. Sobre este jardín innovado sería instalada en el siglo XVII la estatua ecuestre de Felipe IV que hoy se alza en la plaza de Oriente.

En las grutas, la Concejalía de las Artes del Ayuntamiento desarrolla desde hace meses una actuación restauradora de las bóvedas. Obras municipales anteriores, acometidas para tender el colector de Saavedra Fajardo, hoy sin uso, alteraron todo el subsuelo hace más de una década.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de julio de 2009