Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:INICIATIVAS

El club de los fundadores

No hay un retrato robot claro de los creadores de empresas en Internet: los hay jóvenes, pero también talluditos; algunos sin experiencia y otros con varios fracasos detrás; muchos hombres, pero cada vez más mujeres. Hay un objetivo común: buscar la idea ganadora

Esta historia se nutre de fracasos y éxitos, y tiene el rostro de los aventureros que se lanzaron a materializar sus ideas en un medio joven. Internet no se hizo en un día y según Marc Andreessen, creador del navegador Netscape, le quedan todavía nueve años para cerrar su ciclo (de 25 años, según dice este gurú) y consolidarse.

Sea como fuere, los intrépidos digitales siguen arriesgándose. Pese al tópico, ni son tan jóvenes (la mayoría supera ampliamente la treintena) ni les persigue el éxito (han tenido más fracasos que éxitos). Aun así, son muchos los emprendedores que se queman las cejas desarrollando una idea o recorren el planeta en busca de financiación. Algunos logran fundar una empresa y unos pocos triunfan. Varios de esos intrépidos desfilaron por el circo Price de Madrid con ocasión de Red Innova, el primer encuentro de innovación y tecnología para los mercados de habla hispana y portuguesa. Sus vidas ilustran las tres últimas décadas de Internet y de las nuevas tecnologías.

¿Cuál es el perfil de un triunfador? ¿Existe la receta del éxito? "Detrás de las mejores empresas en Internet están las personas más insospechadas: jóvenes, sin experiencia, sin un duro e independientes. Lo que quiere decir que no existe una receta clara. Si la hubiese, las compañías con más recursos serían líderes de la historia comercial de Internet", asegura Alec Oxenford, fundador de tres empresas online: Deremate, Dineromail y OLX.

Alec Oxenford, argentino de 40 años, extrae enseñanzas de una de sus aventuras, Deremate, la versión de eBay para América Latina nacida en el año 2000 y adquirida por Mercado Libre en 2005. "Éramos 42 competidores en América Latina en el sector de las subastas, hoy sólo quedamos dos". Las razones según Oxenford: "El timing, entonces sí podíamos competir con eBay, crear ahora un clon suyo sería un suicidio".

Loïc Le Meur es el símbolo del triunfo. Podrá tener 36 años, pero deja tras de sí un reguero de hazañas. Cinco empresas: la agencia interactiva B2L (1996, hoy de Omnicom), el portal de alojamiento de páginas Rapidsite (1996, de France Telecom); LeWeb (cita parisina sobre Internet); Six Apart, el primer sitio europeo para blogs y su reciente red social de videobloggers, Seesmic (2007).

La máxima de Le Meur, lanzarse a la piscina aunque no se sepa nadar. "No importa que el proyecto no esté acabado, es mejor lanzarlo para ver si funciona. Libros no me ha marcado casi ninguno... Me ha servido y mucho la educación que recibí en L'École de Hautes Etudes commerciales. Se basa en la ejecución de las ideas. Es mi primera recomendación para montar una empresa: una idea no vale nada si no se ejecuta bien y rápido".

Otra, reconocer los errores; tercera, no criticar jamás a sus competidores; cuarta recomendación, compartir siempre. Julio Alonso se inspiró en el blog de Le Meur para crear Xataka, uno de los más visitados en España, y germen de Weblogs, S.L., la red comercial de bitácoras (37) más importante de Europa. "Una de las claves del triunfo pasa por colaborar. Es la única forma de construir una comunidad fuerte".

"Mi 'master', un buen tortazo"

De la pasada edición de LeWeb surgió la empresa madrileña eRepublik. Su creador, el parisino Alexis Bonte, visitó Red Innova. Bonte consiguió dos millones de euros en LeWeb para eRepublik, un videojuego de estrategia ciudadana online, una especie de Sin City con elecciones mensuales e internautas que fundan partidos políticos o empresas.

Este parisino de 33 años disfruta de las mieles del éxito, pero asegura que su proeza fue un buen tortazo. "Me estrené con Tradeok.com, una versión europea de eBay, pero no me fue nada bien". Y confiesa: "Es lo mejor que me ha pasado, mi master. Una tragedia que pagaron mis inversores".

Sus conclusiones, "la capacidad de reacción es vital, por eso hay que rodearse de un excelente equipo". La segunda: "recauda todo lo que puedas, al final siempre falta".

Bonte recomienda el libro El arte de empezar, de Guy Kawasaki. "Aprendes que todos fallamos en lo mismo al principio", lecciones que aplicó en Livra.com. "Durante cuatro años no ganamos un euro. Para mí esa es la historia de una auténtica start-up". Aguantaron y salieron victoriosos. "Se la vendimos a Ipsos".

Con 18 años, Rodrigo Manuel Teijeiro jugaba a la Bolsa. Es el fundador de Sonico, una red social con más de 38 millones de personas registradas en América Latina. Su sede está en Buenos Aires, pero el grueso de su visitas vienen de Brasil (segunda comunidad virtual, tras Orkut). ¿Su secreto? "Solucionar los problemas que encuentres en la Red. En Sonico nos centramos en el spam, la pornografía y la eliminación de perfiles sin foto, nombre y apellidos. Queremos permitir duplicar tu vida real y que la organices".

"Pensar en el largo plazo"

La crisis no es para François Bourdoncle, un francés de 45 años. Creó Exalead en el año 2000. Su secreto: "Pensar en el largo plazo y gestionar bien el crecimiento. Subir rápido a veces conlleva caer deprisa". Exalead ayuda a otras empresas a frenar la influencia de Google en sus negocios. Sin embargo, ése no era su objetivo inicial. Entra aquí en juego otra recomendación de Bourdoncle: si el mercado muta, adáptate. "Yo venía del buscador Altavista, pero cuando abrí mi compañía en 2000 Google era demasiado fuerte". Presagiando las dificultades decidió ofrecer tecnología para empresas y no para consumidores.

Estar en el sitio adecuado en el momento oportuno no tiene precio. "Nosotros fuimos a Estados Unidos y la ronda de financiación la hicimos allí y en Londres", cuenta Javier Pérez, cofundador de eDreams, primera agencia española de viajes online y segunda europea.

Pérez trabajó en el navegador Netscape. "No tener un competidor monopolista ayuda mucho. En el mercado turístico virtual no había un Microsoft", razona. Otro secreto: "En algunos servicios como la venta de billetes, Internet hace la vida de la gente mucho más fácil. Desaparecen las colas, los precios bajan, comparar es más sencillo...".

Dina Kaplan es la cofundadora de un modelo de televisión que ha triunfado en EE UU, India, Reino Unido e Italia: Blip.tv. "Uno debe pescar donde no haya barcos, eso es lo que hicimos con Blip.tv".

Kaplan venía de la CNN y la MTV. Durante el primer año no ganó ni un dólar. Ahora su empresa es líder. "Seguir el propio camino es mi segundo consejo. Cuando las cadenas online apostaron por los vídeos virales, nosotros no. Una tercera sugerencia: participa en los foros de los consumidores, responde a sus comentarios, a sus preguntas por Twitter... ". Y el último: "No creas jamás que sabes más que tus consumidores. Ellos mandan".

Un sector en expansión es el del cloud computing, software con el que se accede a la información guardada en Internet. Tim Barker es ejecutivo de Salesforce. "Fundé tres empresas, dos las vendí. Una sigue bajo mi mando. La última, Koral (2006) da soluciones para la administración de una empresa. En cuanto la presentamos, nos salieron clientes. Uno de ellos era Salesforce.com. Nos compraron en 2007", cuenta este británico de 48 años.

"Aprovecha tu suerte"

Tariq Krim, es una estrella del ciberespacio. En 2005 lanzó Netvibes, una red especializada en personalización de páginas de inicio. A Red Innova trae Jolicloud, una tecnología que le sirve para hablar del software libre. "Nos basamos en Linux, pero mejoramos el diseño". Este gurú recomienda leer Start-up, de Hervé Lebret, que compara el éxito de Palo Alto con los inútiles esfuerzos europeos para emular el milagro estadounidense.

Hasta el director de Red Innova, Pablo Larguía, podría pertenecer al club de los fundadores.

"Terra nos acababa de comprar Bumeran, un portal de búsqueda de empleo en América Latina con base en Miami cuando estalló la burbuja. Me salvé por los pelos". Moraleja final: "Aprovecha tu buena suerte" .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de julio de 2009