Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves asume ante Feijóo los objetivos de Galicia en financiación

El vicepresidente admite como "injusto" que sólo se pondere la población

El primer asalto del combate de la financiación autonómica resultó favorable para los intereses de Galicia. El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, asumió como "objetivo" la demanda del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de lograr un 7,1% en el reparto de la tarta autonómica. Para llegar a esa cantidad, alrededor de medio punto por encima de su peso demográfico, Galicia pone encima de la mesa el acuerdo unánime de su Parlamento, que reclama la ponderación de los factores de dispersión y envejecimiento. Chaves también los asumió, dentro de otros criterios como la insularidad o la población en edad escolar.

El encuentro de Feijóo con Chaves sirvió para allanar el camino a la reunión que hoy mantendrá el presidente de la Xunta con la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado. A falta de concretar cantidades con la encargada de la caja pública, el trabajo político quedó encarrilado. En una posterior comida con empresarios, Feijóo empleó un símil futbolístico y se mostró convencido de que Galicia va ganando en la primera parte del partido, aunque se mantiene a la expectativa de lo que ocurra en la segunda y definitiva.

El presidente se muestra satisfecho la víspera de su reunión con Salgado

Tras la reunión con Feijóo, el vicepresidente destacó el "notable grado de coincidencia" entre ambos respecto a la financiación autonómica. "Estamos de acuerdo en el concepto y las variables", añadió, en referencia a la dispersión y el envejecimiento de la población, ya que, según opinó, una financiación que sólo tuviera en cuenta la población de las comunidades autónomas será "injusta". También aceptó que, del mismo modo que la población inmigrante "tiene su reflejo" en el fondo de cooperación, "se estudie" que la tenga la emigrante, en referencia a los 335.000 gallegos que residen fuera de la comunidad autónoma, tal y como le planteó Feijóo.

Aunque el presidente gallego no avanzó ninguna cifra global, sí incidió en el 7,1% que se deriva del acuerdo aprobado por el Parlamento, en el que se apuesta por el mantenimiento de la posición relativa de Galicia. De confirmarse ese porcentaje en una tarta autonómica ampliada en 9.000 millones, a la Xunta le corresponderían 8.700 millones de euros anuales, de un total de 123.000. En 2007, Galicia recibió 8.129 millones. En juego están unos 700 millones de euros al año de diferencia, respecto a los que le correspondería si se aplicara únicamente el número de habitantes.

Feijóo reivindicó el 7,1% en presencia de Chaves, a lo que éste respondió: "Haremos un esfuerzo para conseguir este objetivo". El presidente gallego detalló la ponderación que reclama para envejecimiento y dispersión. Para este último criterio, reivindica que compute como un 1,2% adicional en todos los servicios, y no sólo en la mitad, como ocurre hasta la fecha. Respecto al envejecimiento, propone que se aplique en sanidad, servicios sociales y dependencia. Y que se tenga en cuenta no sólo la población mayor de 65 años, como hasta ahora, sino que se divida en siete tramos para afinar más en su ponderación.

Feijóo apenas pudo ocultar su satisfacción por los resultados de una entrevista que salió mucho mejor de lo esperado. "Por primera vez una reunión nos permite albergar esperanzas de poder llegar a un acuerdo", reconoció el presidente gallego, que después, con los empresarios, confesó la "confianza" que le transimitó el titular de Política Territorial. Pero Feijóo es consciente de que la clave no está tanto en esta reunión como en la que esta tarde mantendrá con Elena Salgado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 2009