Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MIGUEL BUEN | Presidente de la Autoridad Portuaria de Pasajes | El futuro del puerto exterior

"Bilbao tiene ahora un gran puerto y nosotros aún seguimos discutiendo"

Miguel Buen se muestra convencido de que el puerto exterior de Pasajes será una realidad "sí o sí" y de que la regeneración de la bahía resultará "modélica".

Pregunta. ¿Con qué propósito llega al cargo?

Respuesta. Voy a contribuir a que el Puerto de Pasajes siga siendo un motor para la economía del país y para los ciudadanos que viven en el entorno. El puerto cuenta con 300 trabajadores, pero las empresas que operan aquí dan empleo a 3.000 personas. Mi misión es crear un nuevo puerto para que la bahía sea un espacio de oportunidad para los vecinos. Voy a promover la colaboración interinstitucional. Ya sé que hay ayuntamientos contrarios al puerto exterior, pero si medioambiental y económicamente es viable, lo abordaremos.

"La regeneración de la bahía de Pasaia será un hito medioambiental"

P. ¿Qué le preocupa más, el puerto exterior o la regeneración de la bahía?

R. Me preocupa la crisis que afecta a la actividad del puerto. Tenemos que abrir nuevos mercados, pero también estoy muy pendiente de la regeneración de La Herrera, Molinao, el muelle de El Reloj y la lonja de pesca.

P. ¿En qué minuto de juego se encuentra la tramitación del puerto exterior?

R. Estamos pendientes del informe previo medioambiental del Plan Director de Infraestructuras, en manos del Ministerio de Medio Ambiente. De ese informe se desprenderán las medidas necesarias para ejecutar el puerto exterior. Después sacaremos los pliegos para redactar el proyecto de construcción.

P. ¿Qué plantea a quienes mantienen que el puerto exterior está sobredimensionado?

R. Es un proyecto muy trabajado. Se barajó incluso no hacerlo, lo que hubiese acarreado el cierre del puerto [actual]. Ahora hay manifestaciones por el cierre de la central nuclear de Garoña, donde trabajan 300 personas. No quiero ni pensar lo que sucedería en esta comarca si el puerto dejase de funcionar. Los que están en contra del puerto exterior no llevan sus argumentos a un debate riguroso.

P. ¿Qué razones justifican construir un puerto exterior?

R. Tenemos limitaciones físicas para recibir determinados buques, y generamos muchas molestias con la actividad portuaria. No podemos captar determinados tráficos, de contenedores, por ejemplo.

P. Si no hay otro remedio que llevar el puerto afuera, ¿cómo será la nueva infraestructura?

R. La actual central térmica se trasladará y se sustituirá fuera por una de ciclo combinado. Se aprovecharán las cubiertas de los pabellones para captar energía solar, habrá aerogeneradores en el espigón,... Cuando hablamos de ecopuerto decimos que se agredirá lo menos posible al monte Jaizkibel. La única herida serán los túneles. No podemos olvidar que regenerar la bahía será una de las mayores actuaciones medioambientales en Guipúzcoa. Será un hito. Hay muchos argumentos a favor y no demasiados en contra.

P. ¿No le asusta la inversión?

R. La dársena costará unos 1.200 millones. Eso generará una inversión privada de unos 2.300 millones.

P. ¿Es un gasto asumible?

R. Sí, pero habrá que esforzarse en lograr la financiación.

P. ¿Qué vías hay previstas?

R. Por un lado, los recursos por la venta de los terrenos actuales. La UE podría inyectar dinero y la Diputación y el Gobierno vasco están en disposición de participar. No olvidemos que la actividad portuaria será una importantísima fuente de recursos vía impuestos. La inversión habrá retornado a las instituciones en no menos de 25 años.

P. ¿Puertos del Estado va a poner dinero?

R. Pondrá las 80 hectáreas del actual puerto, donde se generarán importantes plusvalías. Con eso se alcanzará algo más de la mitad del coste total.

P. ¿No lamenta el tiempo perdido?

R. Las primeras iniciativas para un puerto exterior tienen unos 30 años, cuando en Bilbao aún no pensaban en el superpuerto. Allí tienen ahora un gran puerto y nosotros aún seguimos discutiendo.

P. ¿Cómo va a solventar la oposición de Pasaia?

R. Voy a tratar de tener las mejores relaciones. No vale decir a todo que no. Hay que aportar ideas. Pretender que toda la bahía sean espacios libres es imposible. Hablemos, negociemos.

Miguel Buen Lacambra

(Ardisa, Zaragoza, 1947) llegó a la alcaldía de Rentería a fines de los ochenta. Fue secretario general del PSE guipuzcoano, portavoz en las Juntas Generales, miembro de la Mesa del Parlamento y diputado en el Congreso, cargo que ha dejado para presidir la Autoridad Portuaria de Pasajes. Ya ocupó ese puesto sólo tres meses a mediados de 1998.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de junio de 2009

Más información