La policía golpea a ETA cuatro días después del asesinato de Puelles

Detenidos tres supuestos terroristas con 75 kilos de explosivo y listos para actuar

A la espera de la orden de la dirección de ETA para atentar o repartir entre los comandos 75 kilos de material explosivo para fabricar amonal incautados de madrugada en un polígono de Usurbil (Guipúzcoa). Así estaban los tres integrantes del supuesto comando de legales (miembros de la banda no fichados) desarticulado ayer por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, justo cuatro días después de que la organización terrorista asesinara en Arrigorriaga (Vizcaya) al mando de la lucha antiterrorista Eduardo Antonio Puelles García.

Los potentes focos colocados de madrugada por los agentes en el polígono Ualdea de Usurbil eran la prueba más palpable de que la de ayer no iba a ser una madrugada más en la zona. El ir y venir de agentes antiterroristas en el citado polígono, situado a las afueras de Usurbil, o la presencia del magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, alumbrado junto a la puerta de acceso al pabellón de la imprenta Olkar por una fuerte luz, no daba margen al error: estaba en marcha un importante dispositivo anti-ETA del cuerpo que llevaba de luto los últimos cuatro días.

"Estaban en condiciones de comenzar a atentar", según Interior
Más información
Queda en libertad el presunto etarra detenido hoy en Francia Mikel Barrios
Detenidos en París dos jefes del aparato de información de ETA
Detenidos dos presuntos etarras en Francia tras sufrir un accidente de tráfico

En el interior de la nave industrial, dos de los supuestos terroristas habían adecentado uno de los pisos como vivienda -que llevaban usando desde hacía unos ocho meses-, mientras que el otro lo utilizaban, según la policía, como infraestructura de la banda para guardar material explosivo y otros elementos imprescindibles para atentar. Los dos legales (pareja) que pernoctaban habitualmente en la nave eran Olatz Lasagabaster Anza, de 30 años, y Patxi Uranga Salbide, de 32. Ambos estuvieron durante la operación y posterior registro del local, que comenzó pasadas las dos de la madrugada y finalizó cuatro horas después. Entre el material incautado por los agentes destacan 65 kilogramos de nitrato amónico y 10 kilogramos de polvo de aluminio, materiales con los que los etarras fabrican el explosivo amonal. Además, los agentes hallaron 25 metros de cordón detonante, distintos utensilios para la confección de artefactos, un juego de grilletes, teléfonos móviles y dos radiotransmisores.

Los policías sacaron también en varias cajas numerosa documentación; entre ella un manual de lucha callejera, propaganda de la organización terrorista ETA, dos ordenadores y gran cantidad de material informático (disquetes, lápices de memoria...) que ya están siendo procesados por los investigadores anti-ETA. Y se llevaron dos vehículos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Paralelamente, la policía desarrolló otro dispositivo en Astigarraga, localidad guipuzcoana cercana a Usurbil, para detener a una amiga de la pareja arrestada y que la policía considera integrada también en el comando. La detenida es Ainara Vázquez Martínez, de 32 años y natural del barrio donostiarra de Alza. Esta supuesta terrorista fue segunda suplente en la lista de ANV al Ayuntamiento de Astigarraga en las elecciones municipales celebradas el 27 de mayo de 2007. La lista fue anulada por el Tribunal Supremo.

Junto a las cuatro detenciones, la policía realizó tres registros en las localidades guipuzcoanas de Usurbil, Lasarte y Astigarraga y otro en San Sebastián. El comando de legales, a las órdenes del ex jefe de ETA Jurdan Martitegi cuando estuvo de liberado en el comando Vizcaya, "armado y con plena capacidad operativa y total disposición para ejecutar atentados terroristas en cualquier momento", estaba a falta de recibir órdenes para mantener la ofensiva que, según fuentes de la lucha antiterrorista, ETA ha diseñado para este verano. De hecho, el número dos del Ministerio del Interior, Antonio Camacho -el ministro se encuentra de viaje en EE UU-, calificó la operación de "preventiva" y recordó que con la de ayer son ya tres las células neutralizadas antes de su bautismo de fuego. "Una operación", precisó, "que ha evitado el sufrimiento y el dolor de los ciudadanos". "Era un comando que no había iniciado su actividad terrorista, pero que estaba en condiciones de comenzar a atentar", recalcó. En su comparecencia, descartó que los detenidos estuvieran relacionados con los atentados cometidos en los últimos meses contra las obras o empresas del Tren de Alta Velocidad (TAV) y negó también que se hubiera incautado material para la confección de bombas lapa, método empleado en el atentado que segó la vida del inspector del Cuerpo Nacional de Policía Eduardo Puelles el pasado viernes en Arrigorriaga.

Dos agentes conducen a una detenida en presencia del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.
Dos agentes conducen a una detenida en presencia del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.EFE
Uranga es un "legal", no fichado, de la banda. Presenció el registro de una nave de polígono de Usurbil (Guipúzcoa) donde solía dormir con su novia, también detenida.
Uranga es un "legal", no fichado, de la banda. Presenció el registro de una nave de polígono de Usurbil (Guipúzcoa) donde solía dormir con su novia, también detenida.POLICÍA NACIONAL

Golpes preventivos

- La operación de ayer se suma a la llevada a cabo en octubre de 2008, que supuso la desarticulación en Pamplona del comando Hego Haizea.

- La captura en Francia de Jurdan Martitegi Lizaso, considerado el jefe del aparato militar de ETA y del que dependió en su día el talde capturado ayer, permitió ese mes la detención en Vitoria y Bilbao de los miembros del comando Aihur, que estaban "perfectamente armados y dispuestos para cometer atentados" de manera inminente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS