Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los libros de texto digitales enfrentan al departamento con los editores

El pasado noviembre, el Departamento de Educación presentó a los editores de libros de texto el plan director de las tecnologías del aprendizaje y la comunicación (TAC) con el que la Generalitat iba a desarrollar la implantación de los libros digitales en las aulas catalanas entre 2010-2015. Apenas siete meses después, a principios de junio, el consejero Ernest Maragall anunciaba la puesta en marcha de un plan piloto en casi 200 escuelas antitético en lo tecnológico y en algunos puntos de su filosofía al primer estudio. "Es un giro de 180 grados que se ha hecho a espaldas de los editores y de una manera totalmente improvisada", se quejó ayer Antonio Garrido, responsable del área del libro de texto del Gremio de Editores de Cataluña. Garrido fue más allá e insinuó que ese nuevo rumbo podría beneficiar a algunas empresas. "Cuando empiece la carrera de los 800 metros ya habrá quien arranque en los 400".

Según los editores, el cambio sorprendió incluso a altos cargos de Educación, que después contaron que el plan piloto fue un proyecto del consejero con la Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación. Ésta ha arrancado el plan con la empresa Digital-text. "Hasta ahora parecía que la apuesta era por un programa abierto de más aceptación internacional; ahora la prueba se está decantando hacia una plataforma de pago y con contenidos cautivos de ellos", opina Garrido. Los editores están intentando entrar en el programa piloto, que finalmente afectará a 179 escuelas catalanas, pero lamentan "el poco margen de maniobra" que tienen para adecuar tecnológicamente sus contenidos a la nueva iniciativa y con miras a septiembre. También temen que se acaben imponiendo implícitamente a las escuelas algunos contenidos educativos digitales. "Nos constan presiones para los centros que se decanten ya por determinados modelos", dice Garrido.El consejero Maragall declinó ayer comentar las quejas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 2009