Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados nuevos fósiles de grandes dinosaurios en Teruel

Los paleontólogos han encontrado una vértebra gigante y la pata de un ornitópodo

A sólo tres semanas de haber empezado la campaña de este año de excavación en Riodeva (Teruel), el equipo de paleontólogos ha encontrado nuevos restos fósiles, y uno especial: una vértebra enorme. Aunque todavía sin confirmar, todo apunta que pertenece al dinosaurio gigante Turiasaurus riodevensis, hallado por primera vez en 2003 y ya considerado, con sus 35 metros de longitud, el de mayor tamaño de Europa.

Además, los investigadores han encontrado una pata trasera casi completa de un dinosaurio no registrado hasta ahora en el yacimiento. Los fósiles hallados en el yacimiento turolense ya están en el laboratorio para su preparación y posterior estudio. El procedimiento es lento, y hasta que la campaña de excavación no termine a finales de julio, los paleontólogos no empezarán a tratarlos. Según explican, "todo dependerá del número de huesos que se encuentren".

"Lo raro es que hayan salido tantas cosas desde que empezamos esta campaña", explica Luis Alcalá, director gerente de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis. Pero es "una gran noticia" para los paleontólogos, que esperan recuperar más huesos del gigante Turiasaurus riodevensis encontrado en 2003.

La vértebra de grandes dimensiones que acaban de encontrar "posiblemente sea de la cola del dinosaurio gigante, ya que ha aparecido cerca de los otros restos de Turiasaurus", apunta Alcalá. Para que los huesos no se deterioren en la extracción y el transporte, los fósiles se sacan en grandes bloques dentro de una matriz, por lo que los paleontólogos sólo han podido hacer una primera valoración.

Pero lo que ha supuesto una sorpresa para los científicos es el hallazgo de una pata trasera casi completa de un dinosaurio que hasta ahora no se había registrado en el yacimiento. Los restos encontrados no pertenecen a Turiasaurus, ni a un estegosaurio, ni a carnívoros pequeños ya encontrados en Riodeva. "Esta nueva pata corresponde a un dinosaurio del grupo de los ornitópodos, y habrá que ver cuál es", señala el director de la fundación.

Desde 2003, los investigadores han completado el 45% del esqueleto de Turiasaurus riodevensis, con restos de cuatro o cinco ejemplares. Faltan el cráneo, el fémur y la cola. Los últimos hallazgos estudiados se realizaron en agosto de 2007 en este mismo yacimiento, donde se recuperaron grandes huesos de la cadera (dos pubis de hasta 1,3 metros y dos iliones de la cintura pélvica).

En el laboratorio, los paleontólogos descubrieron que bajo estos huesos también se encontraba el pie izquierdo completo del dinosaurio con una uña de 30 centímetros de largo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de junio de 2009