Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saab vuelve a ser sueca tras la venta por GM a Koenigsegg

El fabricante de automóviles estadounidense General Motors, que se declaró insolvente el pasado 1 de junio, ha vendido la marca Saab a una empresa sueca de deportivos de lujo, Koenigsegg, según anunció ayer en Estocolmo.

Aunque no se conocen los detalles económicos de la operación, el Banco de Inversiones Europeos prestará a la Koenigsegg 600 millones de dólares (432 millones de euros) avalados por el Gobierno sueco.

Saab, que también se encuentra en situación concursal, vuelve así a manos escandinavas después de 19 años, cuando General Motors se hizo con el fabricante nórdico. El sector financiero sueco dudaba de la operación porque Koenigsegg sólo produjo 20 deportivos de lujo el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de junio de 2009