Un grupo fascista ofrece patrullas ciudadanas en Italia

La fiscalía de Milán investiga las llamadas 'rondas negras' de seguridad

El asunto no habría creado tanto revuelo en Italia si no fuera porque las rondas negras son promovidas por el ultraderechista Movimiento Social Italiano-Derecha Nacional (MSI-DN) de Gaetano Saya, activo fundador en los últimos diez años de una serie de minipartidos radicales y procesado en 2004 por difundir ideas sobre la superioridad y el odio raciales. Entre sus perlas está calificar a los inmigrantes como "un peligro para nuestra raza".

Las rondas de seguridad ciudadana son un viejo caballo de batalla de la Liga Norte de Umberto Bossi, aliado de Silvio Berlusconi e inspirador de una ley que aún está pendiente de entrar en vigor.

Saya explicó en una entrevista que sus rondas habían recogido más de 2.000 adhesiones y que seguían creciendo, sobre todo entre ex miembros de las fuerzas de seguridad. "Somos apolíticos. Ni negros, ni verdes, ni amarillos", precisó. Sostiene que su único objetivo es ayudar a los ciudadanos patrullando en las zonas inseguras e informar a las autoridades.

A la espera de la autorización para iniciar las patrullas, la gente de Saya dejó claro que están organizados y preparados para obedecer a su comandante, un antiguo oficial de los carabineros. Destaca su uniforme poblado de símbolos fascistas: camisa caqui y gorra negra con un águila imperial romana, pantalón gris y botas de caña. Las fotos publicadas de los patriotas uniformados han levantado una gran polémica en Italia. La oposición a Berlusconi lo denuncia como "delirio" fascista.

Uno de los fiscales de Milán, Armando Spataro, jefe del grupo dedicado a la lucha antiterrorista, abrió ayer un expediente informativo en el que, de momento, no hay personas investigadas ni indicios de delito. En los próximos días, Spataro formalizará la acusación, que podría basarse en el delito de apología del fascismo.

El número dos del Ministerio del Interior, Alfredo Mantovano, intentó calmar los ánimos asegurando que las rondas negras no serán viables cuando entre en vigor la ley. Según este responsable, en el texto de la ley se indicará claramente que las asociaciones de voluntarios no podrán ser expresión de fuerzas políticas, organizaciones sindicales o de grupos de hinchas de fútbol y que en el caso de que se decida dotarlas de uniforme, éste no se parecerá al de los militares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de junio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50