Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC e ICV no apoyarán los presupuestos de Zapatero si no mejora la oferta a las autonomías

Los presupuestos generales del Estado para el próximo año se encuentran todavía en la cocina del Ministerio de Hacienda. Pero el anuncio de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, de que las cuentas sólo incluirán 9.000 millones para la financiación autonómica ya ha motivado que Esquerra Republicana e Iniciativa descarten cualquier apoyo a la ley. El líder de Iniciativa, Joan Saura, y el secretario general de Esquerra Republicana, Joan Ridao, dieron por hecho ayer que Zapatero no logrará el apoyo de ninguna fuerza catalana si no hay pacto financiero antes de la votación de los presupuestos.

Ridao recordó ayer que no ha habido "mejoras apreciables en meses, ni tan sólo con los cambios en el equipo del Gobierno central". "Llevamos", añadió, "un año con promesas incumplidas y bailes de cifras por parte del Gobierno central. El Gobierno de Cataluña y los catalanes merecen más respeto y menos frivolidad", dijo. Ante esta situación, Ridao preguntó a Zapatero qué apoyos tiene ahora en el Congreso. "Si la propuesta no es buena, que se pregunte Zapatero con quién cuenta para acabar la legislatura y, para comenzar, para aprobar los Presupuestos Generales del Estado el año que viene".

Saura utilizó palabras similares al recordar que la cifra de 9.000 millones es "inaceptable" para Cataluña, por lo que reclamó al Gobierno que dé "un impulso a la negociación".

Que la ministra Salgado haya decidido incluir en el proyecto de presupuestos una cifra que el Gobierno catalán ya desechó en marzo no hace más que tensar las relaciones entre ambos ejecutivos. Con todo, el Gobierno central insiste en que el acuerdo no sólo es posible, sino que llegará en breve.

Fuentes del Gobierno central insistieron ayer en que no es tan importante la cifra "inicial" de 9.000 millones como el hecho de que el nuevo sistema de financiación deje en manos de las comunidades mayores rendimientos de algunos impuestos, algo que aumentará el total de los ingresos de las autonomías. El Ejecutivo central pone como ejemplo la subida de impuestos aprobada el viernes para el tabaco, de la que una parte va para el Estado y otra para las autonomías en una proporción de 60 a 20. "Esto es una fuente importante de financiación al margen de los 9.000 millones", insisten estas fuentes.

La principal fuerza de la oposición en Cataluña, Convergència i Unió, pidió ayer de nuevo que el Gobierno catalán tome ya la decisión de si acepta o no la oferta de Zapatero. Artur Mas volvió a exigir a los 25 diputados del PSC en el Congreso que se desmarquen del PSOE y reclamó un pacto "unitario" catalán para que todos los partidos de Cataluña sigan en el Congreso la misma estrategia. Mas dibujó al PSC como "el punto débil de esta cadena".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de junio de 2009