Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

Camps se reivindica como barón

El líder del PP esgrime su victoria electoral a la espera del fin del 'caso Gürtel'

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se reivindicó ayer como uno de los barones más influyentes del PP nacional tras el arrollador triunfo cosechado el domingo en las elecciones al Parlamento Europeo en la Comunidad Valenciana.

En una ambiente de euforia, Camps reunió ayer a la Junta Directiva Regional para analizar los resultados electorales del PP en la Comunidad Valenciana. Allí, ante los suyos, Camps argumentó que los buenos resultados electorales son fruto de la cohesión interna del partido; la lealtad al proyecto nacional del PP que dirige Mariano Rajoy -tanto en los momentos buenos como en los malos- y la claridad en los mensajes y en las posiciones del partido. Pero sobre todo, Camps subrayó que el partido que dirige ha contribuido "al PP de toda España" con el 15% de los votos totales. Y lo ha hecho desde la "lealtad a Mariano Rajoy".

"Hoy hay un líder, Camps, que tira del PP y es referente nacional", resumió el secretario general del PP, Ricardo Costa, tras la reunión. El número dos del PP recalcó el éxito logrado en las urnas, "defendiéndonos ante un acoso terrible por parte del Gobierno socialista y del PSPV". "Los valencianos han dicho que no al proyecto socialista y sí al proyecto del presidente Camps", sentenció Costa.

En su intervención ante los principales cargos públicos del partido, Francisco Camps instó a los suyos a esparcir por el mundo un mensaje: hay que exigir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que convoque elecciones anticipadas tras la derrota del PSOE por 3,7 puntos frente al PP en las elecciones al Parlamento Europeo. Una decisión que la dirección nacional del PP todavía no ha adoptado.

En su intervención a puerta cerrada, Camps no hizo ninguna alusión a la situación del Consell -que encara el tramo final de legislatura con varios consejeros quemados- ni al proceso que se instruye en el Tribunal Superior de Justicia, donde está imputado -junto con Costa- por un supuesto delito de cohecho relacionado con la trama corrupta del caso Gürtel. El juez José Flors investiga si Camps y Costa recibieron trajes pagados por la empresa de Álvaro Pérez, Orange Market, y otras firmas de la trama corrupta. Eso sí, Camps volvió a pedir paciencia a los suyos y que no se dejen influir por los titulares de los medios de comunicación.

En el seno del PP existe la convicción de que Camps ha salido reforzado internamente y ahora exigirá recuperar protagonismo en la esfera estatal junto a Mariano Rajoy. Sobre todo, tras comprobar los buenos resultados que ha ofrecido el apoyo mutuo que se han prestado Camps y Rajoy ante las situaciones de dificultad interna y externa.

Tan solo una sombra empaña el futuro de Camps: el proceso judicial en el que está implicado a raíz del caso Gürtel. En el PP dan por hecho que el presidente de la Generalitat no tocará su Gobierno, ni se planteará un posible adelanto electoral, hasta saber qué sucede con su situación procesal. Por lo que, a partir de ahora, se dedicarán a azuzar la tensión interna creada en el PSPV por los malos resultados.

La aplastante victoria en los comicios europeos ha reforzado, además, el círculo de confianza de Camps. La llegada del jefe del Consell a la sede del PP demostró que no todos los elegidos tienen derecho a sentarse junto al líder. Y que los puestos preferentes siguen siendo para la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y los tres vicepresidentes del Consell, Vicente Rambla, Gerardo Camps y Juan Cotino; para su jefa de gabinete Ana Michavila, y alguna persona más de su equipo presidencial.

Antes de intervenir Camps ante la Junta Directiva Regional del PP tomaron la palabra Ricardo Costa, como secretario general, y Vicente Rambla, como responsable de la campaña electoral. Ni en la reunión a puerta cerrada, ni en la comparecencia posterior de Costa hubo la menor alusión al consejero de Inmigración y coordinador adjunto de la campaña electoral, Rafael Blasco, pese a sus esfuerzos por estructurar y difundir con la mayor eficiencia los mensajes de campaña del partido. Un desaire, realizado en presencia del propio Blasco, que se evidenció en los agradecimientos a otras personas del equipo de Camps por el éxito de la campaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de junio de 2009