Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Realidades y misterios

Quién se acuerda de las cerca de cincuenta misiones fracasadas a la Luna, estadounidenses y soviéticas, entre finales de los años cincuenta y mediados de los setenta? Los caminos hacia el conocimiento son tortuosos. La carrera espacial dejó sobre la Luna más de 170.000 kilos de chatarra terrestre, pero también trajo de vuelta mucha ciencia y 382 kilos de rocas lunares. Que la Luna se convirtiera en meta marcó el principio de la moderna era de investigación lunar. Pero empecemos por el principio. Aquí va un rápido resumen de la relación hombre-Luna.

especulaciones y realidades

P ¿Selenitas en un mundo perfecto? Ya desde el siglo VIII antes de Cristo hay datos babilonios, asirios y chinos de eclipses lunares. Cuatro siglos más tarde, Aristóteles se planteaba si las irregularidades visibles en la Luna eran resultado de la contaminación de la corrupta Tierra. Más tarde, Plutarco, como otros hasta incluso principios del siglo XIX, ideó una Luna habitada.

MÁS INFORMACIÓN

P El fin de la perfección. El primer mapa de la Luna, hecho a simple vista, se atribuye al físico y médico británico William Gilbert en 1600. Pero el gran salto llegaría en 1609 con el telescopio. Galileo Galilei reveló las montañas y cráteres de la superficie lunar -definitivo adiós a la perfección de los cielos-. Las partes oscuras quedaron como maria -mares en latín-, y terrae, continentes, las claras (aunque Galileo nunca dijo que hubiera agua en la Luna).

P Los primeros atlas. En 1647, el polaco Johannes Hevelius crea el primer atlas lunar. De la misma época son la nomenclatura de la orografía lunar, aún en uso hoy. El famoso Mar de la Tranquilidad, donde aterrizaría el Eagle el 20 de julio de 1969, fue bautizado entonces.

P Salto a la era espacial. El primer objeto artificial que sobrevoló la Luna fue la nave soviética Luna 1, en 1959. El mismo año, Luna 3 mandó las primeras imágenes de la cara oculta de la Luna. En 1966, los soviéticos se adelantaron por cuatro meses a los estadounidenses, logrando que una nave se posara por primera vez sin escacharrarse. Durante los años siguientes, las muestras de rocas lunares traídas a tierra, y los instrumentos científicos llevados por los astronautas, arrojaron infinidad de información sobre la edad e historia geológica de la Luna, entre otras cosas. Hoy sigue activo en la superficie lunar un único experimento, el Lunar Laser Ranging Experiment, que mide con láser la distancia Tierra-Luna, que aumenta unos 3,8 centímetros al año.

P aún hay más. En los noventa, la NASA volvió a la Luna con las naves Clementine y Lunar Prospector, que hicieron mapeos mucho más precisos desde la órbita. Las siguieron otras sondas de la Agencia Europea del Espacio (ESA) y china. Y por supuesto la aventura no ha terminado. Ahora mismo hay dos naves, de India y Japón, inspeccionando la Luna desde su órbita, y las próximas semanas la NASA lanza la Lunar Reconnaissance Orbiter (lanzamiento que casi coincide con la muerte prevista, por impacto, de la nave japonesa Selene: más chatarra).

Misterios sin resolver

P ¿Cómo se formó la Luna? Los datos de las sondas y los análisis de rocas lunares apuntan a la teoría del impacto: la Luna nació de los restos del choque contra la Tierra de un cuerpo del tamaño de Marte, en un Sistema Solar aún en formación hace unos 4.000 millones de años. Pero los astrofísicos aún no han dado el caso por cerrado y quieren más datos.

P ¿Hay agua en la Luna? A finales de los noventa las sondas Clementine y Lunar Prospector hicieron correr ríos de tinta: ¿habían encontrado agua en la Luna? Eran fantásticas noticias para una eventual base en la Luna. Ahora se cree más bien que podrían ser eso, fantásticas. La última palabra podría depender de la Lunar Reconnaissance Orbiter, que se lanzará pronto.

P ¿Se puede construir una base en la Luna? "Sí que es posible de aquí a 2020", ha dicho recientemente Goro Komatsu, planetólogo en la Universidad d'Annunzio (Italia). "La fecha depende de una decisión política". También Ignasi Casanova, de la Universidad Politécnica de Cataluña, ha afirmado que "la mayoría de las tecnologías necesarias ya están disponibles".

P ¿Qué papel tuvo la Luna en el origen de la vida? Gracias a la Luna, la órbita terrestre se estabilizó, y se evitaron así cambios drásticos en el clima terrestre que hubieran podido ser fatales para la vida. ¿Es la Luna, además de bella y mágica, imprescindible para la vida?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de junio de 2009