Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Debate sobre la central de Garoña

Quintanaseca Frías, Burgos

No es de extrañar que una vez cumplidos los años la empresa en la que trabajemos nos diga que debemos jubilarnos. Esto es lo que le ocurre a la central de Garoña, energía sucia, por mucho que se empeñen en maquillar la energía nuclear, no hay por donde agarrarla. Enfermedades, riesgos innecesarios, falso desarrollo político-social de la zona... ¿Acaso nadie se ha preocupado del futuro de la comarca hasta ahora? Seguro que os dicen que sí, que cada día de su mandato lo han hecho por nosotros, que para ellos no quieren nada, que sólo ganan disgustos. Mal va la cosa.

Pocas veces se ha visto una ofensiva tan grande y tan amenazadora como la que está haciendo el lobby nuclear a través de Nuclenor, políticos o gente que suele andar por los ayuntamientos y todos aquellos que puedan haber caído en sus redes.

Sigo pensando que Garoña debe cerrar. Y además, con razones de peso avaladas por expertos y no por intereses. Garoña es peligrosa, insegura y demasiado vieja para seguir en activo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 2009