Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SIGNOS

Un tesoro literario del siglo XX

El archivo de Cansinos Assens, que tendrá su sede en Sevilla, reúne 40.000 documentos

Rafael Cansinos Assens (Sevilla, 1883-Madrid, 1964) es el autor de La novela de un literato, una obra fundamental que ha atraído a miles de lectores. Este libro de memorias ofrece un retrato preciso del mundillo literario del primer tercio del pasado siglo. Cansinos Assens muestra un cuadro lleno de riqueza literaria de las tertulias, los cafés, los salones de la burguesía y las buhardillas donde se arracimaban los bohemios.

Cansinos Assens fue también novelista, poeta, ensayista y un traductor de joyas literarias de diversas lenguas. El universo del autor sevillano traza una pluralidad de sugerencias y campos por explorar. Cansinos Assens dejó tras su muerte un archivo con más de 40.000 documentos, entre los que se incluyen manuscritos que no publicó, poemas, cuentos, cartas, publicaciones y objetos. Sevilla acogerá el archivo de Cansinos Assens.

Rafael, hijo del escritor, y la delegada de Cultura de Sevilla, Maribel Montaño, mantuvieron el pasado miércoles una reunión. La Fundación-Archivo Rafael Cansinos Assens y el Ayuntamiento de Sevilla acordaron colaborar en la difusión de la vida y la obra del escritor. "La sede de la fundación estará en Sevilla y el archivo vendrá a la ciudad", resumió Montaño. El convento de Santa Clara acogerá la fundación. No hay todavía decidida una fecha de instalación ("como mínimo será a partir de 2010", dijo Montaño).

"Sevilla es una presencia recurrente a lo largo de su biografía, y está también presente en el archivo en varios de los manuscritos, donde es escenario de novelas, artículos, poemas... Cansinos abandonó Sevilla con 15 años, pero, con 81 años, seguía hablando con un fino acento andaluz", señala Rafael, su hijo.

El archivo de Cansinos Assens traza un completo recorrido por la vida cultural del primer tercio del siglo XX. "El archivo en su conjunto es un tesoro que, por expreso deseo mío, nunca se va a dividir. Cada elemento del archivo tiene su valor", comenta Rafael Cansinos. "A usted le puede emocionar el manuscrito de La novela de un literato; a otro investigador, el epistolario de Jorge Luis Borges; a un fetichista, la máquina de escribir por cuyos rodillos pasaron las traducciones completas de Dostoievski, Goethe, Balzac o Las mil y una noches", agrega el hijo del escritor.

El archivo contiene "una amplísima colección de fotografía del siglo XIX, una valiosa colección de imaginería religiosa católica, proclamas futuristas, dadaístas y ultraístas, muebles, los sellos de los epistolarios, cuadros, libros con dedicatorias y casi 200 manuscritos de Cansinos Assens", detalla el hijo del escritor.

Las relaciones que mantuvo el autor sevillano con otros escritores se traducen en un valioso epistolario que incluye cartas de Jorge Luis Borges, Ramón Gómez de la Serna, Guillermo de Torre y Colombine, entre otros. Borges se acercó a la tertulia de Cansinos en 1920. El escritor argentino siempre defendió la memoria de Cansinos Assens y lo consideró un maestro fundamental que marcó su juventud y su vocación literaria.

Además, el archivo también guarda algunos objetos del escritor. "A mí me gustan mucho cosas como los cuadernos escolares de Cansinos, su boquilla de fumador, sus plumas, los álbumes de recortes que preparaba con la ayuda de mis tías y todos los manuscritos: mi padre tenía una hermosa letra, muy gráfica", concluye el hijo del escritor. Todos estos objetos completan un archivo que se convertirá en una seña de identidad del convento de Santa Clara y en un factor más de riqueza cultural de Sevilla.

Los diarios de la Guerra Civil

La Fundación-Archivo Rafael Cansinos Assens se propone publicar los Diarios de la Guerra Civil en Madrid (1936-1939), una obra que recoge las memorias del escritor sevillano durante la contienda. El proyecto de publicación cuenta con el apoyo de los Ayuntamientos de Madrid y Sevilla. Esta obra será la continuación de La novela de un literato, que concluye con el inicio de la guerra.

El final de La novela de un literato es abrupto. "Vagamos por entre los grupos y presenciamos la llegada de una camioneta que se detiene ante Gobernación. Subidos en ella unos individuos de mono reparten armas entre los grupos allí apiñados, previa la presentación del carnet.

-Están armando al pueblo..., es decir, al proletariado... -comenta con cierta alarma Esposite-. Esto es ya la revolución comunista... Los republicanos estamos ya de más... Querido maestro, ¡la República ha muerto!...

-Sí -digo yo con tristeza-. ¡Y la literatura también!

Y ambos nos estrechamos las manos en un gesto de pésame".

Con estas palabras concluye La novela de un literato. Los diarios de guerra que prevé publicar la fundación han permanecido inéditos hasta hoy. "Los diarios de la Guerra Civil de Cansinos, que la pasó en Madrid, son muy extensos. Están en formato de cuaderno. Hay manuscritos y escritos mecanografiados. La mayor parte está redactada en inglés, pero hay fragmentos en francés, en alemán e incluso en árabe aljamiado. Cansinos utilizaba sus diarios como forma de practicar las lenguas", explica Rafael, el hijo del escritor.

La fundación prevé digitalizar todas las cuartillas de los diarios. Finalizada esta labor, el hijo del autor llevará a cabo una reescritura en el estilo de Cansinos Assens para publicar la obra en forma de libro coincidiendo con el 75º aniversario de la Guerra Civil. Los diarios serán, así, publicados entre 2011 y 2014. Los lectores de La novela de un literato tendrán ocasión de sumergirse en un texto que tiene todos los visos de ser fascinante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 2009

Más información