Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cástor Gago se confiesa

El documental, de 54 minutos, analiza el problema de las vacas locas desde el punto de vista de ganaderos, sindicatos o periodistas y también da la oportunidad a los políticos que gestionaron la crisis de explicar sus controvertidas decisiones. Las imágenes de las vacas que la Xunta enterró ilegalmente ocupan 20 segundos.

El entonces conselleiro de Agricultura, Cástor Gago, explica que el acuerdo de soterrar las reses la adoptó un gabinete en el que estaban representadas las consellerías de Medio Ambiente, Agricultura y Sanidade, sin dos de sus titulares presentes. El propio Gago, que había sufrido una hemorragia interna como consecuencia de la tensión, se desplazó a un hospital en compañía del responsable de Sanidade José María Hernández Cochón. Al volver, el secretario general de Ganadería, Antonio Crespo Iglesias, actual director general de Desarrollo Rural , había elegido ya la vieja cantera de Mesía como cementerio animal. Cuando todo se descubrió, el propio Gago ofreció su dimisión "para evitar que el titular del día fuera la moción de censura presentada por el PSOE". Fraga la aceptó y nombró a Diz Guedes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 2009