Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia, condenada por discriminar a tres sordos

La compañía impidió embarcar a los jóvenes "por motivos de seguridad"

La compañía aérea Iberia Regional Air Nostrum ha sido condenada a indemnizar de forma simbólica con tres euros a tres jóvenes sordos a los que impidió volar porque no iban acompañados de intérprete. Ocurrió en 2004 y el comandante del vuelo Melilla-Madrid alegó "motivos de seguridad". La Audiencia de Madrid condena el "trato discriminatorio recibido" y pide que "cesen en la vulneración de derechos de las personas con discapacidad". Las asociaciones representantes de este colectivo han recibido la sentencia como un documento "histórico, contundente y rotundo".

"Nadie impide en un vuelo como ése que viaje un chino, por ejemplo, que desconozca tanto el español como el inglés, los dos idiomas utilizados para comunicar las reglas de seguridad en el avión. Estamos, pues, ante un caso de discriminación indirecta por discapacidad", afirmó el presidente de la Confederación Estatal de Personas Sordas, Luis Cañón. La sentencia viene a decir lo mismo: considera que, en caso de haber puesto un acompañante a estas personas "en nada mejora la seguridad en caso de emergencia" puesto que "no tienen otra limitación, ni física ni intelectiva" y, además, sabían leer los labios.

Luis Cayo, presidente del Cermi, la gran plataforma de discapacitados de España, aseguró que Iberia piensa recurrir esta condena. "No es razonable porque es muy fácil corregir esto. Bastaría con dar instrucciones por escrito o subtitular los vídeos en los que se muestran las normas de seguridad en caso de tener que evacuar el avión", sugirió.

En Iberia, desde donde en todo momento se recuerda que se trata de un vuelo Air Nostrum con el que sólo tienen relación comercial, dicen que ya han corregido desde hace años esa norma de seguridad en sus vuelos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de junio de 2009