Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia prevé cerrar 2009 en pérdidas 13 años después

Conte advierte de que el ERE en negociaciones sobre el 10% de la plantilla puede "no ser suficiente"

El presidente de Iberia, Fernando Conte, ha asegurado hoy que ve muy difícil que el grupo consiga resultados positivos en el ejercicio de 2009, dadas las condiciones actuales que afectan a las compañías aéreas, lo que supondría el primer ejercicio en números rojos tras 13 consecutivos en positivo. Conte ha señalado como uno de los principales problemas el incremento del precio del petróleo, que ha pasado de 40 dólares por barril a 68 dólares en los últimos meses, un 70% más, lo que "añade una tensión más que no tranquiliza".

Para paliar esta situación Conte ha anunciado la puesta en marcha de un Plan de Contingencia que permita conseguir alcanzar un ahorro de 200 millones de euros en lo que queda de año, revisando y reduciendo todos los gastos e inversiones, excepto aquellos dirigidos a la mejora de la atención al cliente.

Asimismo se ha puesto en marcha una reducción de costes laborales, que se ha iniciado con la congelación salarial de los directivos de la compañía, pero cuyo plato fuerte es la aplicación de un ERE temporal que se está negociando con los sindicatos, y que podría llegar a contemplar una reducción de hasta un 10% de una plantilla de 20.000 personas.

Conte ha advertido de que si la situación no mejorase en el futuro, ese ERE podría "no ser suficiente". Como una medida añadida, el presidente anunció que se iba a llevar a la Junta de Accionistas la posibilidad de no hacer ningún pago de dividendo este año.

Con respecto a la posibilidad de tener beneficios en 2010, el presidente de Iberia ha afirmado que no hay una visibilidad clara en el futuro y que cada analista opina de una forma diferente, aunque ha confiado en que "probablemente estemos en una fase de tocar fondo", pese a reconocer que va a ser una labor muy complicada.

La compañía aérea cerró el primer trimestre de 2009 con una pérdida de 92,6 millones de euros, frente a los 0,4 millones de euros que perdió en el mismo periodo del año anterior, unos datos que no eran tan malos desde hacía 15 años.

La fusión con British, adelante

El presidente de Iberia también ha asegurado que la negociación entre Iberia y British Airways (BA) para alcanzar la fusión anunciada por ambas compañías el verano pasado "sigue su curso".

Conte ha señalado que "no hay un ritmo preestablecido, ni tenemos fechas que cumplir", y ha añadido que en la actualidad cada compañía debe solucionar los problemas que tiene por la crisis que soporta el sector aéreo.

El presidente ha aludido a la debilidad financiera que hay en este momento y a los problemas que tiene la aerolínea británica con el fondo de pensiones de sus pilotos, y que deben ser solucionados, porque cada una tiene "que focalizar sus propios negocios".

Sobre si la fusión se puede congelar e incluso no llevarse a cabo, Conte ha sido tajante al indicar que "las negociaciones continúan", pero ha reiterado que en este momento lo que más importa es afrontar la sensible disminución de la demanda, sobre todo en el tráfico de negocios".

Por último, y sobre la fusión de Clickair y Vueling, el presidente de Iberia ha asegurado que "el proceso está ya hecho" y que tan sólo falta "que la CNMV dé su visto bueno a la "nueva Vueling", que va a ser la compañía aérea como más tráfico que opere en Barcelona.

13 años de beneficios

El presidente de Iberia ha aprovechado su comparecencia anterior a la Junta para referirse al Plan Director de la compañía para los años 2009-2011 y ha indicado que tras los datos ofrecidos con el Plan de Contingencia los próximos años se van a basar principalmente en la mejora de los ingresos por la vía de mejora del servicio al cliente.

También ha hecho referencia al Plan 2006-2008, ya finalizado, destacando que en este periodo de tiempo la compañía ha logrado la mayoría de los objetivos comprometidos, con unos beneficios acumulados de 417 millones de euros, con unos ingresos en el trienio de 16.360 millones de euros.

Con respecto al ejercicio de 2008 que hoy se presentaba ante la Junta de Accionistas, Conte ha destacado que por decimotercer ejercicio consecutivo la compañía ha obtenido beneficios, que concluyó con 32 millones de euros favorables a la compañía, a pesar de que el año se ha visto lastrado por el precio del combustible.

En este caso se ha llegado a pagar un 45,5% más que en el año anterior, con lo que el gasto por combustible supone un 30,1% de los costes de Iberia.