Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis del motor

El plan de ayudas no logra aún que arranquen las ventas de coches

Se frena la caída de matriculaciones de los automóviles menos contaminantes

Las ayudas directas todavía no han logrado que arranquen las ventas de vehículos en España en términos globales. Las matriculaciones mantuvieron su frenazo en mayo, mes en que empezó a aplicarse el Plan 2000E del Gobierno. Se registraron un 38,7% menos de operaciones que hace un año, 71.161, la segunda peor cifra de la historia en un mes de mayo. Y las cifras acumuladas en los cinco primeros meses del año muestran un descenso del 42,7% y más de 250.000 matriculaciones menos en comparación con el mismo periodo del año anterior, informaron ayer Anfac y Ganvam, las patronales de los fabricantes y de los vendedores, respectivamente.

Pero el sector asegura ver brotes verdes, aunque, a falta de datos -ni el Ministerio de Industria, ni las marcas, ni los concesionarios han informado de las operaciones que se han llevado a cabo a través del Plan 2000E- se trata más de "expectativas" que de otra cosa. "Esperamos que el fuerte incremento de visitas a los concesionarios desde la puesta en marcha del plan se materialice en las cifras del próximo mes de junio", confía Anfac.

En Navarra, que aporta hasta 2.200 euros, hubo más ventas que en 2008

De hecho, el plan no ha tenido mucho tiempo de recorrido. Primero porque las ayudas arrancaron el 18 de mayo. Y luego porque su puesta en marcha ha sido bastante caótica: muchas comunidades han tardado en sumarse y los concesionarios se han resistido a aplicarlas por falta de normativa y unidad.

Uno de los brotes verdes que señala Anfac es que la caída es menos brusca: en abril, las ventas bajaron un 45,6% y en mayo, un 38,7%. Otro es que el segmento de automóviles que emiten hasta 149 gramos de dióxido de carbono (CO2), a los que se dirige el plan, ha ralentizado su descenso: las matriculaciones hasta abril caían casi el 41%, y en las dos semanas de aplicación del plan se sitúan en el 28,7%. "Empiezan a verse los resultados del plan", aseguró ayer Germán López-Madrid, presidente de Aniacam, la asociación de los importadores. "La caída media durante las tres primeras semanas de mayo fue del 45%, pero en la última semana, cuando ya estaban en vigor las nuevas ayudas al cambio de vehículo, la caída se redujo al 30%".

Los efectos se ven mejor si sólo se tiene en cuenta el canal de particulares, que representa dos tercios de todas las ventas (el resto se reparte entre empresas y alquiladores). En la última semana de mayo las matriculaciones arrojan un retroceso de sólo el 10,2% respecto a la misma semana del año pasado, según los concesionarios. Los cinco últimos días laborables se vendieron 18.001 automóviles a particulares, frente a los 20.054 de hace un año. Para el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, el plan "está calando en los compradores".

En los de Navarra, desde luego. La comunidad foral es la única que vendió más automóviles que el año pasado, gracias a su particular plan renove, con ayudas de entre 1.200 y 2.200 euros en función de la contaminación, que puso en marcha a finales de marzo. En Navarra, las matriculaciones de automóviles aumentaron casi un 15%.

En Madrid, en cambio, prácticamente no ha tenido ningún impacto el plan de reducir el 20% el impuesto de matriculaciones: las ventas han caído un 38,6%, más que la media nacional. El plan tiene efectos desde finales de abril, pero formalmente no ha sido aprobado aún.

"Las ayudas directas contribuyen a la recuperación del mercado. Si el Plan 2000E tiene el mismo impacto que en Navarra en toda España, se podría frenar la caída de las matriculaciones y reducir su descenso al 25%", abundó López-Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de junio de 2009