Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones europeas

López reivindica los avances de sus primeros días de 'lehendakari'

Patxi López vivió ayer su primera Fiesta de la Rosa -una de las principales celebraciones del PSE- como lehendakari, reivindicando ante las 6.000 personas que le escuchaban en el BEC de Barakaldo la acción de su Gobierno en las primeras tres semanas de mandato frente al ataque sin tregua al que le está sometiendo el PNV. López, respaldado por la presencia del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, quien le brindó un apoyo sin reservas, rechazó las acusaciones de debilidad y partidismo lanzadas por los peneuvistas. Frente a ellas, resaltó que su Ejecutivo tiene garantizada "la estabilidad, la fortaleza y la solvencia" y que es el Gabinete con más independientes de todo el período democrático.

Jáuregui: "De esta crisis no se sale con nacionalismo sino con europeísmo"

El lehendakari puso en valor su apuesta por el diálogo social o educativo: "Por primera vez hemos abierto las puertas de Lakua a empresarios, sindicatos y colectivos que tuvieron la entrada vedada". "Decían que veníamos a devaluar el Estatuto y por primera vez un lehendakari ha prometido el cargo sobre él y se ha reunido con el Gobierno de España, no para crear conflictos sino para hablar de transferencias", resaltó. Aludía asi a su toma de posesión el pasado 7 de mayo en Gernika, sobre la que recordó también que era la primera a la que se invitaba a las víctimas del terrorismo, y su reunión con el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves, para examinar el desarrollo estatutario.

Por primera vez igualmente, EITB tendrá un director general "sin carné de partido" y se han aparcado "definitivamente cuestiones que dividían y no servían para nada", en referencia implícita a los sucesivos planes de Ibarretxe. "En 25 días ya se está notando el cambio", reivindicó.

López aprovechó para advertir a los suyos de que será "un lehendakari socialista, pero no un lehendakari para los socialistas", pues llega al cargo "para buscar el entendimiento entre diferentes, la suma de identidades y una Euskadi no enfrentada ni dividida, sino unida, no definida por la bronca y el conflicto, sino por los valores de su sociedad".

Por su parte, el segundo candidato del PSOE para las elecciones europeas, Ramón Jáuregui, estableció un hilo de continuidad entre la apuesta histórica del partido y López y afirmó que de la actual crisis "no se sale con más nacionalismo, sino con más europeísmo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de junio de 2009