Adolfo Domínguez tendrá el 50% de su red en el exterior

El modisto vuelve a las pasarelas 10 años después

La firma textil de moda Adolfo Domínguez ha tomado una decisión estratégica: cambiar la estructura geográfica de su red de tiendas. "En cinco años el vuelco será espectacular y del 20% de la red en el extranjero actual se irá al 50% y en 10 años será del 90%", explica Adolfo Domínguez, presidente de la empresa, que considera el reto asumible. "Tenemos equipos, marca, conocimiento del mercado y recursos económicos", mantiene.

El primer paso para este cambio de la firma que popularizó en los años ochenta el eslogan de la arruga es bella es volver a las pasarelas de moda para relanzar la imagen en los mercados tras 10 años de ausencia rigurosa. "Hemos estudiado si volvíamos en Nueva York o en Madrid. Iremos a la Pasarela Cibeles en el próximo septiembre", comenta Domínguez. La crisis de ventas del sector textil en España, la tupida red de tiendas en el territorio nacional y el objetivo de diversificar riesgos son argumentos de peso para un empresario que no se arruga a la hora de hablar de la crisis actual. "La economía española y nuestro sector vive una recesión tremenda que no se arregla en uno o dos años; el Gobierno está desbordado y nos encaminamos a un paro superior al 20%", resume el empresario gallego.

La marca revisa los resultados de cada tienda para cerrar las no rentables

A su juicio se ha fomentado "un Estado de bienestar en lugar fomentar un Estado de bienser que prima la protección del paro en lugar de crear empleos. España necesita una reforma laboral y el Gobierno no se atreve a abordarla, lo que se vuelve contra los trabajadores. Hay que invertir en educación y en investigación. España es el país donde más caro resulta despedir y esto es un bloqueo para crear nuevo empleo", se despacha el modisto que sería un gran conferenciante o contertulio por su propensión al análisis político, económico y social.

Tras su huida hacia la analítica social vuelve al redil de la empresa. Dice que su firma mantiene un gran nicho de mercado entre las marcas de lujo como Armani y similares y la moda más generalista de Inditex o H&M y que este activo le permitirá crecer en el extranjero. Al cierre del pasado ejercicio (28 de febrero de 2009) la empresa contaba con 603 tiendas, de ellas 162 franquicias. El crecimiento exterior se hará sobre todo en este formato. La compañía desde hace un año aborda un ajuste silencioso analizando el coste e ingresos de cada tienda para cerrar las no rentables.

El empresario Adolfo Domínguez, en su casa de Ourense.
El empresario Adolfo Domínguez, en su casa de Ourense.XURXO LOBATO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS