El Sol conciencia contra la lacra del tráfico de mujeres

La publicidad vende coches, colonias y miles de productos de consumo más, pero también puede vender conciencia social. El Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria El Sol, que se celebra hasta el domingo en San Sebastián, quiere aprovechar su condición de plataforma de difusión para detenerse cada año en un asunto de relevancia social. La pasada edición inició esta apuesta con un debate sobre la violencia machista y esta vez se detiene en la trata de mujeres. "Nos suena al Neolítico, pero es la esclavitud del siglo XXI. Es un fenómeno que no se conoce o, más bien, no se quiere conocer, pero ocurre", criticó ayer la actriz Mabel Lozano, autora del documental Voces contra la trata de mujeres, rodado entre España y Rumania.

Lozano participó en la mesa redonda organizada por El Sol, en la que también tomaron parte la directora de la revista Yo Dona, Charo Izquierdo; el abogado de la Asociación Española de Agencias de Publicidad y experto en derecho de la comunicación, Ricardo Pérez-Solero, y la coordinadora del Proyecto Esperanza, Marta González. Esta ONG española lleva diez años asistiendo a las mujeres que logran huir de sus captores. Les ofrecen casas de acogida, apoyo médico, psicológico y jurídico y la oportunidad de formarse para encontrar un empleo.

No existen datos oficiales sobre el tráfico de mujeres a España y a otros países europeos, pero sí se sabe que la mayoría son captadas para la prostitución. "Son captadas bajo la promesa de alcanzar una vida mejor", apuntó González. Creen que van a trabajar de camareras o en el servicio doméstico. Y las pocas que saben que les espera la prostitución no sospechan las condiciones de esclavitud y las amenazas a las que van a ser sometidas.

Exposición de campañas

Así que el Proyecto Esperanza trabaja también para concienciar a la sociedad y tratar de acabar con esta lacra. Su coordinadora subrayó el papel que pueden jugar los medios de comunicación y las agencias de publicidad, pero hizo un llamamiento a hacerlo con responsabilidad. En su opinión, a la hora de crear campañas de concienciación, deberían contar desde el principio con la colaboración de las distintas ONG que trabajan en este campo para fijar los objetivos y mensajes. Se evitaría de esta forma caer en "imágenes sensacionalistas y estereotipos" que resultan contraproducentes.

El festival donostiarra expone estos días las 23 campañas de gráfica que se presentaron al Sol Social, categoría creada este año y que finalmente ha quedado desierta tras descubrirse irregularidades en el proceso de votación popular por Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50