La nueva batalla de Mogadiscio

200 muertos en tres días de lucha entre grupos islamistas en Somalia

Los combates que tienen lugar en Mogadiscio son de los peores en muchos meses: 208 muertos, 700 heridos y 57.000 desplazados desde el viernes. La guerra que allí se libra ante la pasividad de las fuerzas africanas de interposición entre moderados y extremistas es una por delegación entre Occidente y grupos satélites del universo ideológico de Al Qaeda. Aunque esto es cierto, resulta una simplificación. Somalia no es Afganistán. En Somalia no hay Estado ni forma de autoridad central alguna desde 1991. Representa un problema, como demuestra la piratería.

El Gobierno presidido por el jeque Sharif Sheikh Ahmed, un islamista moderado, que fue líder de la Unión de Cortes Islámicas (UCI), carece de fuerza. Enfrente, la milicia Al Shabab (Juventud), una formidable fuerza militar armada por Eritrea y Yemen. La Unión Africana, que tiene 3.500 soldados en la capital y trata de reunir otros 2.000, ha iniciado los trámites para expulsar a Eritrea por incumplir el embargo de armas.

La alianza entre radicales pone en peligro el Gobierno que apoya la ONU
Más información

"El gran cambio de los últimos días es que Al Shabab se ha aliado con Hisbul Islam, el grupo de Hassan Dahir Aways, el ideólogo de la antigua UCI", dice un experto en Somalia que pide anonimato. "Cuando Aways regresó en abril [desde Eritrea] parecía más cercano a firmar la paz con su antiguo aliado, el jeque Sharif, que aliarse con Shabab. Los voluntarios extranjeros [500, según la ONU] han sido el motor de la alianza", añade.

La unión entre radicales permitió el ataque hace una semana a Mogadiscio norte (40 muertos y 400 heridos) y Jowar, ciudad clave por ser un cruce de caminos, al norte. "Al Shabab tomó Jowar en 45 minutos, y ya están estableciendo una administración. Hemos vuelto a la situación de junio de 2006. La diferencia es que hace tres años en la UCI había dos sectores, uno moderado y otro radical. Ahora, los nuevos islamistas son todos radicales", dice el experto.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El Gobierno apoyado por la ONU (y EE UU) contraatacó en Mogadiscio este fin de semana, envalentonado por el cambio de bando de Yusuf Mohamed Siad, alias Inda'ade, que se ha pasado a los moderados.

"Los soldados de UA en Mogadiscio no ayudan al presidente, se limitan a defenderse. Responden con artillería pesada sin importarles los daños colaterales. Es increíble que una fuerza internacional bajo paraguas de la ONU mate civiles con tanta impunidad", dice el experto.

Un combatiente islamista se prepara para el ataque cerca de la capital, Mogadiscio.
Un combatiente islamista se prepara para el ataque cerca de la capital, Mogadiscio.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción