Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ADOLFO SUÁREZ ILLANA | Premio de información gráfica | Premios Ortega y Gasset

"La foto evoca la concordia, lo mejor de nuestra vida política"

Como todos los días, Adolfo Suárez Illana fue a almorzar ayer a casa de su padre. Le contó lo que diría horas más tarde al recoger el Premio Ortega y Gasset de periodismo por esa foto mágica, en la que el Rey abraza al ex presidente del Gobierno, ambos de espaldas. "La foto tiene el valor de evocar la concordia, el acuerdo, lo mejor de nuestra vida política", dice el abogado Suárez Illana, reconvertido en reportero por unas horas. Fue el 17 de julio pasado, cuando el Rey se acercó a la casa familiar de Adolfo Suárez, enfermo de alzhéimer, para entregarle el Toisón de Oro. Al acercarse, el ex presidente le preguntó: "¿Y tú quién eres?". "Tu amigo Juan Carlos", le respondió el Rey. Y ambos salieron al jardín.

Fue una foto meticulosamente planificada. Quizá por eso, su autor lo primero que quiere es pedir disculpas sobre todo al fotógrafo de la Casa del Rey por "esta intromisión". "No quise abrir el hogar familiar a nadie, porque buscaba un clima de confianza, pero tenía muy clara la instantánea que quería. No me agradaba demasiado que mi padre saliera en los medios. Hablando con un amigo mío me sugirió hacer la instantánea de espaldas. Se lo conté al Rey y así lo acordamos. Tomé la imagen tumbado en el suelo en un plano muy bajo. No quise tocar nada, salió así del negativo, así de espontánea".

Ayer, el ex presidente no entendió las palabras de su hijo, pero sí notó el afecto. "Está razonablemente bien. No tiene conciencia de su mal, ni sufrimiento intelectual ni dolor físico. Está ausente". Es el hijo el que hoy se alegra porque la figura de su padre haya encontrado por fin el reconocimiento como uno de los políticos clave de la democracia. "Fue consciente de ello, aunque le duró muy poco tiempo el disfrute".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 2009