Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

El presidente valenciano retrasa un día su declaración judicial

El presidente del Gobierno valenciano, Francisco Camps, recibió ayer el apoyo de sus más próximos en un acto institucional convocado en el Palau de la Generalitat valenciana -dos días antes de su declaración como imputado en un delito de cohecho ante el Tribunal Superior de Justicia- con la excusa del pacto local por la inmigración, un acuerdo menor de la Generalitat con ayuntamientos y diputaciones.

Los diputados, alcaldes y altos cargos de la Generalitat del PP recibieron a Camps con una salva de aplausos que se prolongó durante cinco minutos. El presidente valenciano hizo su entrada acompañado de los presidentes de las diputaciones provinciales, con el castellonense Carlos Fabra -también investigado en otras causas- a la cabeza, y los alcaldes de las tres capitales.

Empresarios ausentes

Los sindicatos UGT y CC OO renunciaron a acudir, y un buen número de representantes empresariales -que hasta ahora habían estado en todas las convocatorias de apoyo a Camps- esgrimieron compromisos anteriores o aseguraron no haber recibido a tiempo la invitación para evitar aparecer en el acto de Presidencia de la Generalitat. Quienes sí asistieron fueron el cuerpo de cónsules y varias organizaciones de inmigrantes.

Antes de escuchar el aplauso de los suyos, Camps recibió el homenaje de la Federación Autonómica de las Asociaciones Gitanas que le otorgaron el título de Tío Paco. Lo explicó así el vicepresidente de la Federación, Francisco Santiago Camacho: "Siempre que te hemos necesitado, en los momentos más difíciles, has estado con nosotros. Por eso te has ganado nuestro aprecio y nuestro respeto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de mayo de 2009