Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RODOLFO ARES | Consejero vasco de Interior

"Seré prudente, nunca pondré fecha al final de ETA"

Pregunta. Primer consejero socialista de Interior en la historia de Euskadi, una cartera que el PNV siempre se había reservado incluso en los gobiernos de coalición con ustedes.

Respuesta. Es cierto, es un acontecimiento especial. Significa que ha habido alternancia y que el cambio que hemos defendido se visualiza aquí también, pero para mí es más importante que un niño de una aldea gallega se crió como persona en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga, y que sus padres tuvieron que hacer un esfuerzo muy importante para rehacer su vida, llega a se consejero de Interior. Eso demuestra la grandeza de la democracia y que el lehendakari López ha hecho un Gobierno en el que, como había prometido, la sociedad vasca se vea representada.

"¿Grupos anti-ETA con guardias civiles, 'ertzainas' y policías? Es una fórmula"

P. Y después de tantos años en manos del PNV, qué se ha encontrado debajo de las moquetas? ¿Ha habido barrido informático?

R. Yo he entrado con mucha normalidad y muy convencido de que no me voy a encontrar sorpresas. En todo caso, voy a tener la colaboración de la inmensa mayoría de la gente que trabaja aquí. A ellos quiero pedirles todo el apoyo y darles toda la confianza. No le voy a preguntar a nadie su adscripción política, su forma de pensar, su credo o sus aficiones, voy a valorarles junto con mi equipo por la capacidad de trabajo y la respuesta que den a los objetivos que tenemos marcados, que trascienden a los del propio gobierno: defender la seguridad de toda la ciudadanía, las libertades, la democracia, la legalidad y como objetivo prioritario combatir al terrorismo en todos los frente y con todos lo instrumentos del Estado de derecho para consolidar la paz y la libertad.

P. ¿Esa colaboración de la que habla, la ha percibido ya?

R. Sí. El primer día visitamos a todas las personas que trabajan en Lakua (sede del Gobierno) y el miércoles estuvimos en la macrocomisaría de Erandio, donde está la mayoría de los jefes y servicios de la policía.

P. ¿Sabe que les puso usted nerviosos con esa reunión convocada por sorpresa?

R. Fue una visita sorpresa, sí. Aunque a mitad de mañana ya no era tanta sorpresa, porque se habían pasado el recado unos a otros. Les dije que contaba con ellos y les pedí sugerencias. Mi impresión es que hay muchas ganas de trabajar. Independientemente de los cambios que hagamos, que los vamos a adoptar, sobre lo que hay hecho, todo lo que nos parezca adecuado lo mantendremos. Estoy seguro de que la inmensa mayoría hará su trabajo de una forma muy profesional. Y los que están ahora al frente de responsabilidades que puedan ser relevados, que algunos no lo serán, siempre contaremos con ellos para que desarrollen su trabajo en otra sitio. Y tendremos siempre en nuestra cabeza que están amenazados por ETA.

P. Balza en estas mismas páginas cuando ETA empezó a asesinar ertzainas dijo que estaba preparado para combatir a los terrorista a tope. Al final, la verdad es que los resultados en materia antiterrorista han sido exiguos.

R. Prefiero hablar del futuro. Nos empeñaremos en mejorar las condiciones de trabajo, en dar más recursos a la Ertzaintza, en tener más miembros de la policía luchando contra el terrorismo, reforzando la colaboración con el Ministerio del Interior, haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para reforzar la colaboración con Francia en esta materia. Y que salga adelante un liderazgo político, institucional y social liderado por el lehendakari y su gobierno y especialmente y a diario este consejero para combatir con todos los instrumentos al terrorismo y a quienes les amparan y justifican, buscando además la máxima unidad de todos los demócratas. Ese combate desde la política debe hacerse con liderazgo institucional y político y con el rechazo de toda la ciudadanía vasca. Agentes activos de tolerancia y de libertad, de convivencia y respeto a las reglas de juego que nos hemos dado los vascos. La ciudadanía verá que no habrá espacios de impunidad y que aquellos que amparan y justifican la violencia, no tendrán ninguna comprensión, todo lo contrario, tendrán nuestro rechazo y repulsa. La banda terrorista ETA tendrá un mensaje a diario muy claro: no van a conseguir ningún objetivo y sólo les queda dejarlo o dejarlo. Y que si no lo dejan, serán detenidos y puestos a disposición de la justicia para que respondan de sus crímenes.

P. Tiene 8.000 agentes amenazados por ETA y un Gobierno vasco declarado "objetivo prioritario" por los terroristas. ¿Qué planes inmediatos tiene en materia antiterrorista?

R. Quiero que sea el Parlamento el que conozca primero la reorganización que vamos a hacer en la Ertzaintza y algunos cambios que haremos en el propio Departamento. Queremos hacer una apuesta clara por la profesionalización de la Ertzaintza

P. Ya han empezado al designar por primera vez en la historia de la policía vasca un comisario para dirigirla, José Antonio Varela.

R. Sí, es la apuesta por una persona de dentro del cuerpo, por uno de ellos como les decía el miércoles en la visita sorpresa a los jefes de División de la Ertzaintza, un comisario con un reconocido prestigio y preparación para el cargo, ganas y que además conoce la Ertzaintza perfectamente.

P. ¿Seguirán esa política con el resto de la cúpula policial?

R. Es el esfuerzo que vamos a hacer para configurar el resto de puestos y equipos.

P. ¿Van a variar los criterios de designación a dedo? los cargos de libre disposición rozan los topes marcados por la ley.

R. En el futuro queremos que no se haga sólo con criterios de designación, que se establezcan mecanismos profesionales de ascenso en el que se reconozca la valía, la trayectoria, la experiencia y la profesionalidad.

P. En la lucha contra ETA, el semillero es la kale borroka, ¿recuperarán los grupos anti violencia callejera en las comisarías que fueron desmantelados durante la tregua de Lizarra por el anterior equipo?

R. El conjunto de la Ertzaintza debe desarrollar un trabajo de policía integral. La lucha contra el terrorismo será una tarea de todo el conjunto, aunque queremos especializar a gente en el combate de algunos delitos y equipos que se dediquen a reforzar la investigación y la lucha contra el terrorismo, y ahí va incluida la kale borroka.

P. "La politización de la Ertzaintza ha sido una rémora para su eficacia". Lo dijoi usted en el Parlamento cuando estaba en la oposición. Si hay una unidad especialmente politizada es la antiterrorista, según los sindicatos. Qué planes tienen para...

R. No preguntaremos a nadie su militancia o sus simpatías políticas. Contaremos con los mejores para que estén al frente de las diferentes unidades y como la lucha contra el terrorismo es la prioridad de este gobierno y de la Ertzaintza, en los especialistas antiterroristas intentaremos contar con los mejores.

P. Hay que poner mucho escoltas y ya en este gobierno ¿Hasta dónde va llegar el grado de protección?

R. No daré detalles de hasta dónde vamos a extender las medidas de protección. Los comunicaré en privado a los partidos en los contactos que tendré en los próximos días. Atenderemos todas las necesidades que, a juicio de los profesionales, tengamos que cubrir, buscando fórmulas que no mermen otros servicios, especialmente la Seguridad Ciudadana y la propia lucha contra el terrorismo. Combinaremos protección de ertzainas con seguridad privada.

P. ¿En el horizonte inmediato, tiene en cartera una ampliación de la Ertzaintza? ¿Considera los 8.000 agentes una plantilla dimensionada para la policía vasca?

R. Probablemente haya que hacer nuevas promociones para las plazas que surjan del acuerdo que cerraremos para resolver las prejubilaciones y la segunda actividad de la Ertzaintza, es algo que tenemos que resolver.

P. De hecho ya ha mantenido alguna reunión con el vicepresidente Manuel Chaves para avanzar en el acuerdo sobre la jubilación anticipada.

R. Me he reunido con el ministro del Interior durante dos horas el domingo 10 en Madrid intercambiándonos información y yo pidiéndole consejo, porque todo el mundo sabe que Alfredo Pérez Rubalcaba además de amigo le considero un maestro y muchas de las cosas que tengo que hacer las decidiré yo, pero su opinión la tendré muy en cuenta. Y es cierto que hemos tenido una reunión con Chaves para ir abriendo vías que permitan desarrollar los acuerdos sobre prejubilación en la Ertzaintza. Él vendrá muy pronto a Euskadi.

P. Recientemente su flamante viceconsejero de Administración y Servicios exigió la presencia de la Ertzaintza en el espacio Schengen europeo para evitar fugas, como decía Balza, en la red de seguridad europea.. El lehendakari ha afirmado que defenderá los intereses de Euskadi, ¿también lo hará usted en esta materia?

R. Es una de las cuestiones que tendré que abordar con Rubalcaba y estoy seguro que encontraremos una fórmula para que se pueda trabajar con la máxima eficacia desde la Ertzaintza, lo mismo que reforzaremos la coordinación no sólo política, que será más fácil, sino la técnica entre los responsables de la Ertzaintza y las Fuerzas de Seguridad del Estado que dependen del Ministerio. Nuestra intención es reunirnos en las próximas semanas ya con los mandos afectados para abordar todas estas cuestiones.

P. Sí pero en relación con el tema de la presencia en Schengen, ¿qué defenderá usted como consejero de Interior?

R. Buscar las fórmulas necesarias para que la Ertzaintza tenga toda la información y medios necesarios para desarrollar adecuadamente su trabajo.

P ¿Qué le parecería formar grupos conjuntos antiterroristas con agentes de la Ertzaintza, GC y Policía? ¿Es un modelo viable?

R. Es un modelo que hay que estudiar. La Guardia Civil y la Policía son cuerpos que quieren tener su propia autonomía de trabajo, pero puede ser una fórmula contra ETA. Todo en lo que haya que mejorar, que se mejore para garantizar la máxima coordinación, colaboración y sobre todo eficacia frente a ETA. No descarto ninguna fórmula y hay que analizar cuáles son las más adecuadas desde el respeto a las competencias y al trabajo de cada uno.

P ¿Hay posible variación del modelo actual de policía en Euskadi?

R. Queremos que todos los agentes sigan haciendo un trabajo integral, pero también desarrollaremos unidades especiales en el combate de determinados delitos y la especialización en algunas materias: violencia de género, delitos informáticos, económicos, la pornografía infantil. También habrá una unidad dedicada específicamente a Tráfico, con una dependencia funcional de la Dirección de Tráfico

P. ¿Qué planes tienen para la Academia de Arkaute, que va a dirigir un doctor en psicología evolutiva?

R. Queremos que sea un centro de formación de buenos policías, formación en técnicas policiales, un centro para formar policías locales y especialistas de los que antes hablábamos, dentro de la academia o fuera con cursos de especialización. Reciclaje y formación permanentemente en todos los aspectos policiales, jurídicos, etc con un objetivo: animar y motivar a los ertzainas y formarles en valores éticos, pluralidad. Con un mensaje claro a la sociedad: nuestros policías son policías, frente a esa imagen idílica que tienen algunos de nuestros agentes. Los ertzainas son policías no repartidores de claveles.

P. ¿Así que va a ser más normal a partir de ahora ver a ertzainas retirando carteles de presos de ETA o pancartas de apología del terrorismo?

R. Con el respaldo judicial que sea necesario y con el cumplimiento a la ley, no habrá espacios de impunidad ni muros de la vergüenza. Lo haremos de acuerdo con la ley y con respaldo judicial, pero no puede haber carteles o pintadas que ofendan a las víctimas. Y nosotros estaremos siempre defendiendo a las víctimas desde la atalaya de la memoria, la dignidad y la justicia.

P. Estas sucesivas declaraciones de que estamos en la antesala del final de ETA o poner incluso fechas, ¿no puede generar de nuevo frustración en la sociedad, hastiada de mensajes similares en torno a una organización que lleva 50 años matando, asesinado y extorsionando?

R. Seré prudente y nunca pondré plazo a un posible final de la actividad terrorista. Hay que decirle a la sociedad que ETA está más débil que nunca, aunque aún nos puede hacer aún mucho daño. Estamos recorriendo la recta final del camino para acabar con ETA. A ETA sólo le queda un camino: o lo deja o lo deja. Y si no lo dejan, los que forman parte de la banda o les amparan serán perseguidos, detenidos y puestos a disposición de la justicia para que respondan de sus crímenes.

P. Durante las conversaciones de Loiola entre PNV, PSE y Batasuna [2006], usted sostuvo que era el momento de activar el final dialogado porque ETA era como esa imagen de la diligencia rodeada por los indios y sin posibilidad de salir, acosada policial, judicial e internacionalmente. Era el momento, decía usted, de dialogar para cerrar definitivamente esa página triste de la historia de este país. ETA ha perdido ahora en menos de cinco meses a sus tres jefes militares. ¿De alguna manera, no estamos ahora en una solución similar? ¿Por qué ahora el método para acabar con ETA tiene que ser diferente?

R. ETA tuvo una oportunidad de acabar definitivamente con el alto el fuego permanente y la democracia, una vez más, tras comprobar que era posible ese final estableció un mecanismo para ayudar al final de la violencia. Desgraciadamente, ETA lo desaprovechó. Ahora, lo que toca frente a una banda terrorista que mata, extorsiona y asesina, es usar todos los instrumentos de derecho ara combatirla. Cuando ETA decida que se disuelve esta sociedad, desde la máxima unidad de todos los demócratas y desde el cumplimiento de la ley -lo que supone que las personas que hayan delinquido deban responder de ellos- buscará caminos para que aquellos que quieran desarrollar su vida respetando los derechos humanos y la legalidad tenga la oportunidad de hacerlo. Del mundo de ETA y de Batasuna la gente puede salir, y si quiere salir y manifiesta su voluntad clara, inequívoca de que quiere salir, el conjunto de las instituciones y la sociedad democrática tendrá que ayudar a que puedan salir.

P. ¿Con Patxi López como lehendakari, tiene alguna encomienda concreta en materia de pacificación el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren?

R. Tiene un trabajo muy importante que es ser presidente del PSE en una etapa muy importante en la que es necesario reforzar el partido y el secretario general va a estar dedicado a tareas de Gobierno como lehendakari. Con Jesús Eguiguren este consejero de Interior tendrá siempre un colaborador y asesor excepcional, pero la política que hay que hacer en relación con el terrorismo se coordinará entre los gobiernos y especialmente entre el Ministerio y la consejería de Interior.

P.¿Esta renovación de la unidad frente a ETA que propone el lehendakari es un nuevo Pacto de Ajuria Enea?

R. Es una voluntad de diálogo y entendimiento permanente y una voluntad de poner en valor lo que nos une frente a lo que nos separa. Sobre la base de que ETA tiene que saber que no tiene ninguna posibilidad de lograr sus objetivos y que el combate será desde la firmeza democrática y la defensa de valores éticos usar todos lo medios para combatirla. Y usaremos no sólo la acción policial, también los medios de comunicación públicos, la educación y otras actividades sociales y ciudadanas porque esa posición ética y de firmeza democrática de repulsa del terrorismo son sobre los que hay que asentar el futuro de la sociedad vasca. Y ahí mantenemos la mano tendida a todos los partidos.

P. ¿Preferentemente con el PNV ese diseño de la política frente a ETA?

R. Es el principal partido de la oposición y por lo tanto es una formación muy importante en Euskadi, pero está abierto a todos los partidos.

P. ¿Está preparado como consejero para el primer muerto?

R. Nunca se está preparado para un asesinato aunque uno haya sufrido ya el asesinato de muchos compañeros y amigos y haya estado con prácticamente la totalidad de los familiares de víctimas en los últimos años que han sufrido el azote de la violencia terrorista. Peo nunca se acostumbra uno y sé que lo pasaré mal cuando eso pueda ocurrir. Yo sé lo que rompe por dentro, lo que rasga, lo que deteriora cuando hay que darle la noticia a un familiar de una víctima de ETA. Por eso el mejor homenaje que le podemos hacer a las víctimas del terrorismo y a los que hoy sufren la persecución, acoso o están amenazados o extorsionados es darles todo el respaldo y clamar alto que no haya más muertos

P. ¿Con los presos de ETA hay mucho trabajo por delante?

R. Siempre hay mucho trabajo que hacer

P. ¿Cuñas que meter?

R. La política penitenciaria es una herramienta de la lucha contra el terrorismo y cada vez hay más gente en ese colectivo que llega a la conclusión, y algunos lo verbalizan de que es el momento de buscar el final. Ojalá tengan la capacidad de incidir en el colectivo y en ETA. Desgraciadamente, hasta ahora lo que ha ocurrido es que quienes querían abandonar definitivamente la violencia, salvo excepciones puntuales, quien ha acabado imponiendo sus posiciones han sido quienes estaban al frente de ETA. El gran problema del mundo radical es que aquellos que decían que querían hacer política al final han acabado siempre supeditados a la banda terrorista ETA. Esperemos que quien tiene el liderazgo político en ese mundo u otros que puedan aparecer tengan la valentía y la capacidad para hacer esa apuesta por la política sin que sea un movimiento táctico, que sea el convencimiento de que en política se pueden defender todas las ideas, pero no es posible defenderlas amparados en la violencia.

P. El ex dirigente de HB Txema Montero decía que estaba esperando escuchar a los que todavía no han hablado en público en la izquierda abertzale, gente como Iñigo Iruin u otros. Espera que hable esa gente y no tanto los Otegis?

R. No voy a dar nombres. Sólo espero y deseo que en ese mundo surjan personas que sean conocidas ahora o que se puedan convertir en referentes en ese mundo en el futuro que hagan esa apuesta. Desgraciadamente, como colectivo hasta ahora ha habido más supeditación a la banda terrorista que lo contrario. Pero si no se quieren engañar deben saber que la responsabilidad es suya y sólo suya. No pueden culpar a otros. Si quieren hacer política, tienen que decir a ETA que hasta aquí hemos llegado, queremos independizarnos y hacer política respetando la legalidad, los derechos humanos. No hay otro camino. Lo contrario traerá más frustración en su mundo e incomprensión.

P. ¿El éxito de Aralar [con cuatro escaños en la Cámara vasca] puede acelerar ese proceso?

R. El éxito de Aralar es la demostración de que en ese mundo hay muchos, cada vez más, que no comparten las cosas que se han hecho por parte de los que eran referente en el mundo violento.

"Confianza total en la Ertzaintza"

La llegada del PSE a una consejería que hasta ahora el PNV nunca había dejado en manos de ninguna otra sigla ha generado una doble expectativa en la Ertzaintza. Los mandos más politizados esperan ver hasta dónde llega la voluntad de cambio del PSE. Rodolfo Ares dice en su primera entrevista que "habrá cambios" en la cúpula policial, pero que primará los criterios profesionales y de capacitación. Por otra parte, los mandos profesionales, en algunos casos relegados o purgados en la etapa anterior, esperan los nuevos nombramientos.

Sobre la información de ayer de El Mundo

, en la que se apuntaba la existencia de una red de topos al servicio del PNV en la policía para garantizarse información sensible y boicotear al lehendakari

, Ares aclaró: "No tengo ninguna información al respecto, pero confío totalmente en la Ertzaintza y en su quehacer profesional. Estoy tranquilo". El pasado miércoles Ares convocó por sorpresa a la cúpula policial. Su impresión es que va "a tener la colaboración de la inmensa mayoría de la gente que trabaja aquí".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de mayo de 2009

Más información