Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis detenidos por falsificar certificados médicos en La Marina Alta

Personas que quizás no habrían superado la prueba psicofísica recibían el certificado médico oficial sin haberse sometido a la pertinente exploración. Esta práctica ha supuesto la detención esta semana de seis personas en Ondara, Benissa y Calp que expedían certificados médicos sin realizar la exploración facultativa en centros médicos privados homologados de La Marina Alta, según explicó ayer la Guardia Civil.

Los centros estaban especializados en la emisión de certificados necesarios para obtener permisos administrativos relacionados principalmente con la obtención o renovación del carné de conducir y el permiso de armas. Los detenidos, a los que se les imputa presuntos delitos de falsedad documental e intrusismo, no cobraban más dinero que el requerido oficialmente por estos trámites, según fuentes próximas a la investigación, pero la práctica les permitía ahorrar personal y tiempo. Entre los detenidos hay un médico, un oftalmólogo y una psicóloga.

La operación se desarrolló tras tener conocimiento la Guardia Civil de que determinados centros médicos de La Marina Alta desarrollaban esta práctica. A partir de ese momento se organizó un dispositivo policial para verificar tales informaciones. El 11 de mayo la Guardia Civil se desplazó a un centro médico privado y homologado de Ondara y allí observó la forma de operar. Comprobó cómo las tres personas que esperaban en el centro fueron llamadas individualmente a alguna dependencia, en la que permanecían "entre uno y dos minutos". Instantes después, la empleada del centro terminaba de rellenar el certificado y lo entregaba al usuario. Los agentes reclamaron los libros de registro e informes de las revisiones médicas, y comprobaron "que los certificados estaban en blanco y habían sido previamente firmados por el director del centro". También constataron que en la clínica no había en aquel momento facultativos y que era el personal administrativo el que expedía los documentos oficiales.

El supuesto fraude se produce desde hace más de dos años en centros médicos de Ondara, Calp, Callosa d'Ensarrià y Benissa, "donde los referidos facultativos sólo atendían y, por tanto, realizaban las correspondientes exploraciones durante el breve espacio de tiempo que permanecían en los mismos, alrededor de una hora al día, en horario de mañana o bien de tarde", explica la Guardia Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de mayo de 2009