Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Un buen cartel para el día de San Isidro"

La ciudad de Madrid premia a Paloma O'Shea, Sabina, Raúl y José Tomás

Raúl González hubiera sido torero de no haberse cruzado con un balón en la colonia Marconi de Madrid, en la que nació; por eso no duda en arrancarse con el capote cuando hay algún título futbolístico que celebrar. Joaquín Sabina es un purista en el mundo de los toros, y su enseña, nada menos que José Tomás. Ambos comparten otra pasión: la música. Pero si la música es importante en la vida de alguien es en la de Paloma O'Shea, presidenta de la Fundación Albéniz.

Los cuatro recibieron ayer la medalla de oro de Madrid que les entregó el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, en un remozado Consistorio cubierto con una espectacular cúpula de cristal. "Éste es un buen cartel para el día de San Isidro", resumió Raúl.

"Siempre es un honor estar en Madrid este día, aunque esta vez no sea para torear", advirtió con nostalgia José Tomás, que se ha quedado fuera de los carteles, según dicen, por sus muchas pretensiones económicas. "En Las Ventas he crecido como torero, y al toreo quiero dedicar este premio porque me permite expresar mis sentimientos. Y a mi abuelo, que me llevó por primera vez a esa plaza".

Siete veces se ha abierto la puerta grande de Las Ventas para José Tomás y muchas han sido las que Raúl ha ido al Ayuntamiento a celebrar los títulos que este año son para el Barcelona. El capitán del Real Madrid recordó ayer sus años en una barriada obrera de la periferia y de cómo sus padres le inculcaron la humildad, que dice practicar aunque algunos no opinen lo mismo.

Pero fue Joaquín Sabina quien llenó el acto de emoción, de la que él tampoco se escapó. "Como dijo Galdós, yo nací hace 30 años en Madrid. Madrid es adonde iban todos los trenes. Madrid está entre Babilonia y el paraíso terrenal". Orgulloso con su galardón al cuello, recordó los tiempos en los que los suyos se burlaban de las medallas, "pero es que en realidad eran ellas las que se burlaban de nosotros". El cantante que mejor ha cantado a Madrid no escurrió el bulto al hablar del alcalde de PP que gobierna la ciudad, él que es de izquierdas. "Es de los regidores que más ha hecho por esta cuidad".

Sabina llegó acompañado de sus hijas, Rocío y Carmela, y de su actual pareja, Jimena. "Es peruana de nacimiento y por tanto madrileña", señaló. Y como uno más de la familia, Joan Manuel Serrat, a quien la gira Dos pájaros de un tiro le ha hecho hermano de sangre de Sabina.

Paloma O'Shea, que lucía un pin de Madrid 2016 en su elegante traje, calificó a Sabina de poeta de la música, agradeció a José Tomás "tantas tardes de arte", y de Raúl, nada mejor que decir: "Es el ídolo de todos mis nietos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de mayo de 2009