Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo plan de rehabilitación deja fuera la reforma interior de los pisos

Vivienda limita las ayudas a las fachadas y a las instalaciones de los edificios

La Consejería de Vivienda llevó ayer al Consejo de Gobierno un decreto que regula un nuevo plan de rehabilitación (2009- 2012) para la región. Esta vez sin el concurso del ministerio, que reprocha al Ejecutivo de Aguirre que aún no ha justificado todas las ayudas estatales del plan que finalizó en 2008. La novedad del proyecto, que aún debe ser informado por el Consejo Económico y Social, es que deja fuera de los 350 millones de euros previstos en ayudas a quienes incumplan el deber de conservación y mantenimiento de los edificios.

Tampoco contempla subvenciones a viviendas aisladas, sino que deberán ser las comunidades de propietarios las que se pongan de acuerdo para solicitarlas y reparar las fachadas o los sistemas generales de los edificios. Eso deja fuera la reforma interior de los pisos.

El objetivo, según la consejera, Ana Isabel Mariño, es "lograr ciudades más agradables". Por eso, los incentivos, destinados a 186.000 viviendas de la región, incluyen embellecimiento exterior de los edificios (el 25%, hasta un tope de 6.000 euros), seguridad y accesibilidad (25%, hasta 9.000 euros), instalación de 1.750 ascensores (70%, hasta 50.000 euros) y aislamiento para ahorrar energía (25%, hasta 12.000 euros). Además, se contempla la rehabilitación de corralas en los cascos viejos y de edificios de arquitectura rural tradicional. Las ayudas se podrán tramitar en las seis oficinas de rehabilitación y en la oficina de vivienda de la región.

"El nuevo plan se basa en la pura ornamentación de los edificios y no en la rehabilitación integral", reprochó ayer el diputado socialista Antonio Fernández Gordillo en la Asamblea. En el debate, la consejera negó que esté sin justificar el dinero avanzado por el Ministerio y aseguró que la Comunidad ya ha entregado a los vecinos 156,6 millones correspondientes al plan 2005-2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 2009