Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Usar los contenedores

San Vicente de la Sonsierra, La Rioja

Pronto cumpliré 75 años y me encuentro bastante bien de salud. Esto lo debo en parte a que soy senderista, caminante o andarín, como ustedes quieran. Esta afición, solo o en equipo, me ha llevado a completar mi conocimiento de la geografía peninsular, amén de nuestros dos archipiélagos.

El Camino de Santiago, el GR-99 o sendero del Ebro, varias vías verdes procedentes de ferrocarriles desmantelados han sido y son, entre otros, lugares preferentes de nuestras inquietudes físicas y culturales. Con esas caminatas, además de mantener un aceptable estado físico hemos podido conocer pueblos, iglesias, lugares notables, así como ampliar el conocimiento de nuestras diversidades regionales gracias al contacto directo con los lugareños.

Preferentemente, andamos por caminos, sendas o veredas y, excepcionalmente, por carreteras. Y aquí quería llegar, pues es bien triste comprobar la cantidad de latas, botellas, plásticos, trapos y desperdicios en general que ensucian las cunetas, dañan el campo y muestran una mala imagen del personal. ¿Será mucho pedir que tanto en turismos como en camiones o tractores esos objetos inservibles se recojan en bolsas para, al llegar a destino, depositarlos en sus respectivos contenedores? Pues de eso se trata.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de mayo de 2009