Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'mossos d'esquadra' deberán ir identificados desde mañana

La medida afecta en especial a los agentes antidisturbios

Se acabó el anonimato. Todos los agentes de los Mossos d'Esquadra, a excepción de los que vistan de gala, deberán llevar a partir de mañana su número de identificación en un lugar visible del uniforme. La medida afectará especialmente a los policías antidisturbios, muchos de los cuales se negaban a usarlo hasta ahora como un blindaje ante la exigencia de responsabilidad profesional.

El Gobierno catalán aprobó el pasado 4 de noviembre el decreto que obliga a los agentes a llevar en la parte superior de su uniforme una tira adhesiva con su número de identificación profesional (TIP). Sin embargo, establecía un periodo de adaptación de seis meses y un día que finaliza hoy.

La medida cuenta con el recelo de los sindicatos policiales y satisface una histórica reivindicación de las plataformas sociales y de defensa de los derechos humanos, que siempre han reclamado que todos los policías vayan convenientemente identificados para detectar a los autores de posibles excesos en el ejercicio de su función.

El decreto modifica el reglamento sobre los uniformes de los agentes para adaptarlo a la orden interna dictada antes del verano por el entonces director de la policía catalana, Rafael Olmos, con el objetivo de "profundizar en la voluntad de facilitar a los ciudadanos el ejercicio del derecho a poder identificar en todo momento a los policías". La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía aplican desde hace meses esta medida.

Desde año 2003, el Gobierno catalán ya obligaba a los agentes a llevar su identificación en los uniformes de trabajo operativo, de campaña, de tráfico y de media gala, pero dejaba fuera de la reglamentación, entre otros, a los antidisturbios.

Con todo, algunos colectivos han mostrado sus reservas a la actual regulación, ya que, al tratarse de una franja adhesiva, de quita y pon, los agentes podrían estar tentados a suprimirla para evitar ser reconocidos, como ya ha ocurrido en alguna ocasión con otros cuerpos policiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 2009