Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El mayor expolio

En 2005 vivimos un inquietante episodio de destrucción del Patrimonio Histórico Español, cuando se pretendía urbanizar y construir viviendas sobre la estructura arqueológica de lo que fue origen de España y capital del reino visigodo de Toledo. En 2006 en una mediática operación del presidente Barreda, tras la visita a La Moncloa, se paralizó este proyecto y muchos suspiraron, se había impedido la destrucción de uno de los mayores tesoros del patrimonio en nuestro país, precisamente uno de los espacios declarados por Unesco y comprometidos en un tratado internacional con rango de ley por el Gobierno de España.

Tres años más tarde, apenas con el 5% de la primera parte excavado, sólo en superficie y con un deterioro más que evidente, el actual alcalde, de signo distinto al de entonces, se encuentra urbanizando la zona con una impunidad absoluta. Quienes denunciamos entonces nos sentimos impotentes, toda la obra ilegal y con sentencias judiciales firmes, tras la denuncia de Izquierda Unida cuando eran oposición, pero no ejecutadas de manera calculada y consensuada con los que ahora son socios de Gobierno en el Ayuntamiento. Hemos tenido que ser los ciudadanos que nos movilizamos entonces los mismos que ahora hemos puesto en manos de la fiscalía los hechos y pedido al Ministerio de Cultura el inicio de un expediente de expolio, pues la Junta de Comunidades no se atreve a parar este desastre.

Ni el Seprona, ni el juzgado de guardia, ni la fiscalía, ni el Ministerio de Cultura... por supuesto ni autoridad cultural regional, ni Gobierno central, han hecho nada por cumplir los compromisos con la Unesco.

Podemos decir que "todos" los planeamientos actuales en Toledo, todas las obras y todos los planes futuros son "ilegales", pero nuestros políticos con la crisis ya tienen bastante y no se dan cuenta de que lo que está en crisis es la política, los políticos y su credibilidad.

Además, si no hay una rápida intervención que evite males incluso mayores pronto tendremos que asegurar que la justicia y el Estado de derecho también están en crisis. Rogamos a los medios de comunicación democráticos que difundan esta emergencia nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de mayo de 2009