Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Kremlin expulsa a dos diplomáticos de la OTAN

Moscú responde a la decisión de laAlianza de echar de su sede a dos rusos

Las relaciones de Rusia con la OTAN van de mal en peor. El Kremlin informó ayer de la expulsión de dos funcionarios de la Alianza, miembros de la misión diplomática canadiense. Ésta es la respuesta de Moscú a la decisión de la OTAN, tomada la semana pasada, de echar a dos diplomáticos rusos de su sede en Bruselas, acusados de espionaje. Mientras, las maniobras aliadas que comenzaron ayer en Georgia, consideradas por Rusia como una "abierta provocación", también están contribuyendo a aumentar la tensión.

Estos hechos han frustrado, por el momento, el proceso de normalización de las relaciones bilaterales. El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, anunció el martes pasado que no asistirá a la reunión ministerial del Consejo Rusia-OTAN prevista para el 19 de mayo por considerarla "inoportuna". Éste iba a ser el primer encuentro de ministros desde que los aliados congelaron estos encuentros por la guerra relámpago en Georgia, en agosto pasado.

Las maniobras aliadas comienzan en Georgia pese a las críticas rusas

Los diplomáticos expulsados ayer son la directora de la Oficina de Información de la Alianza en Moscú, Isabelle François, y Mark Opgenorth, que trabajaba en esa misma oficina.

La OTAN indicó ayer, en un comunicado, que considera la retirada de acreditaciones de estos funcionarios "desafortunada y contraproducente con los esfuerzos para restaurar el diálogo y la cooperación con Rusia". Para Lavrov, se trata de una decisión lógica tras la expulsión de los dos diplomáticos rusos.

En Georgia, la Alianza decidió seguir adelante con las maniobras, a pesar del motín registrado en una base militar georgiana el martes pasado, que fue sofocado el mismo día por el presidente Mijaíl Saakashvili. Tbilisi acusó a Moscú de haber sido el instigador del intento de golpe de Estado y de querer boicotear las maniobras de la OTAN, en las que participan 1.100 soldados de varios miembros de la OTAN y otros cuatro países.

Saakashvili, mientras tanto, declaró ayer que el servicio de contraespionaje ha arrestado a un funcionario que trabajaba en la misión diplomática georgiana ante la OTAN, en Bruselas. El ex diplomático, según Saakash-vili, "entregaba al enemigo", es decir, a los rusos, "información sobre el emplazamiento de las tropas georgianas durante la guerra de agosto del año pasado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de mayo de 2009