Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Último examen para los Juegos de 2016

Chicago cuenta con el apoyo de Obama

La de Chicago es la candidatura de las estrellas. Esta propuesta para los Juegos Olímpicos de 2016 no podría contar con más apoyos, comenzando por el de su hijo más ilustre, el presidente Barack Obama. Según los organizadores, la comisión de evaluación que visitó la ciudad el 11 de abril se llevó una excelente impresión del proyecto.

Obama, que dio sus primeros pasos en política y formó su familia en Chicago, ha expresado en repetidas ocasiones su disposición a trabajar a favor de que las competiciones regresen a EE UU, 20 años después de los Juegos de Atlanta. En un mensaje grabado, dio la bienvenida a la comisión de evaluación: "Cuando esos juegos se celebren aquí, les prometo que no sólo estimularán el alma de esta ciudad o el alma de América, estimularán el alma del mundo entero".

MÁS INFORMACIÓN

A este apoyo sin precedentes en EE UU se ha unido otra ilustre nacida en Chicago: la Secretaria de Estado Hillary Clinton, que garantizó que agilizará el proceso de entrada de deportistas de élite en las restrictivas fronteras norteamericanas. La reina de los medios, Oprah Winfrey, ha puesto su maquinaria televisiva a favor de la ciudad desde la que emite su programa.

Chicago ya fue designada para albergar los juegos en 1904, pero a última hora se trasladó a San Luís. La fortaleza de la candidatura está en la proximidad del Lago Michigan, la cercanía de los grandes estadios entre sí, el templado clima en los meses de verano, un excelente sistema de transporte público y una gran red de emisiones mediáticas que opera desde la ciudad. "Nos vamos con una impresión muy fuerte de que esta candidatura es muy potente", dijo Nawal El Moutawake, jefa de la comisión de evaluación antes de marcharse. "Aun así, al final sólo habrá un ganador".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de mayo de 2009