Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU cree que el terrorismo islamista utiliza España como base logística

Al Qaeda se ha hecho fuerte en el Magreb, según el Departamento de Estado

España es uno de los principales puntos de tránsito para terroristas islamistas por su proximidad al continente africano, por su ausencia de fronteras formales con el resto de países de la Unión Europea y por su importante bolsa de inmigrantes procedentes del Magreb, según el último informe anual sobre terrorismo del Departamento de Estado de EE UU, un documento difundido ayer en el que se analizan las tendencias terroristas en 2008 y en el que se confirma el refuerzo de Al Qaeda en el norte de África y el aumento de sentimientos radicales entre la juventud europea, cada vez más desencantada con sus condiciones sociales y laborales.

"La red de Al Qaeda sigue siendo la mayor amenaza contra EE UU y sus aliados", explicó ayer el coordinador de políticas antiterroristas del Departamento de Estado, Ronald Schlicher, en una conferencia de prensa.

"Áreas remotas del Sáhara sirven de refugios terroristas", dice el documento

"No hay país u organización que se puedan enfrentar a este problema en solitario. Es una amenaza global que requiere de estrategias y alianzas globales", añadió. El debilitamiento de Al Qaeda en Irak y el asedio que sufre en la frontera entre Afganistán y Pakistán han causado un rearme de la organización en otros puntos del globo, como el norte de África.

En este informe se da testimonio de la consolidación y crecimiento de células terroristas en lo que el Departamento de Estado denomina el Trans-Sahara. "Áreas remotas de las regiones del Sáhara y el Sahel en África sirven de refugios terroristas por el reducido control gubernamental en estas regiones escasamente pobladas", dice el documento. Al Qaeda se ha hecho fuerte en el Magreb islámico y ejecuta ataques suicidas, sobre todo en Argelia. Sólo en agosto del año pasado, este grupo asesinó a 79 personas en ese país. Sus operaciones se han extendido, recientemente, a Mauritania y Malí.

Europa es también un objetivo permanente. Y dentro del continente, un país resalta: "España sigue siendo pasaje y base logística para aquellas organizaciones terroristas que operan en el oeste de Europa". Añade el informe que "su localización geográfica, su gran población de inmigrantes del norte de África, y la facilidad de movimiento a otros países de Europa, han hecho de España un cruce estratégico para los grupos terroristas internacionales".

El Departamento de Estado, además, alaba los golpes policiales del Gobierno contra varios terroristas en 2008. "El Ministerio del Interior detuvo a 65 sospechosos de participar en terrorismo islamista", explica.

El terrorismo islamista, añade el informe, es semejante a una "insurgencia global", que cada vez se nutre de más jóvenes inmigrantes en Europa. "Los terroristas y extremistas manipulan los problemas de jóvenes o inmigrantes para explotarlos cínicamente y subvertir la legitimidad de las autoridades y crear una insatisfacción social". Con la presente crisis económica y el aumento del paro, dicen los expertos, esta insatisfacción, caldo de cultivo para sentimientos terroristas, sólo puede ir en aumento.

Conclusiones

- España es un punto de tránsito importante y una base logística para las organizaciones terroristas que operan en el oeste de Europa.

- Al Qaeda pierde fuelle en Irak y Pakistán pero se hace fuerte en el Magreb.

- Europa es un continente idóneo para la radicalización de la población, sobre todo, de jóvenes y parados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009

Más información