Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hernández compró desde la Xunta tres Audi por valor de 262.000 euros

Contas censuró la actuación del actual conselleiro en la Administración de Fraga

Tres Audi de alta gama adquiridos durante dos años, cada vez más caros y con precios que oscilaban entre los 53.374 euros del primero y los 133.128 del último. Todos ellos fueron incorporados al parque móvil de una sociedad de la Xunta que contaba con apenas cinco trabajadores y se encontraba en pérdidas. Así era la Empresa Pública de Obras y Servicios Hidráulicos, dependiente de Augas de Galicia, bajo la presidencia del actual conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández Fernández de Rojas. El valor de los tres turismos de lujo alcanzó 261.963 euros.

El Consello de Contas, en su informe de fiscalización del año 2000, ya dedicó un capítulo a la sociedad que Hernández presidió hasta febrero del 2002. Y, entre otros excesos detectados en la gestión de la empresa, se detiene a analizar la compra de los tres vehículos, de una marca ahora denostada por el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo. Como responsable de Augas de Galicia, Hernández presidió entre septiembre de 1998 y febrero de 2002 el consejo de administración de la sociedad pública, que Contas califica de "instrumental" por su actividad.

El primer Audi, un A-8 con 260 caballos de potencia, llegó en octubre de 1999, mediante la firma de un contrato de arrendamiento financiero, o leasing, con una entidad bancaria, con un precio de 53.374 euros, unos 8,7 millones de pesetas de entonces. El contrato, dice el informe, tiene una duración de 36 meses, con un tipo de interés del 5%, lo que supone una cuota anual de 18.926 euros.

Casi un año después se modifica el contrato anterior, respetando las mismas condiciones, pero con el acuerdo del cambio de dicho vehículo por otro Audi, en este caso un modelo deportivo S-8 4,2 V8 Quatro trip tronic. El coche más caro de la marca alemana costaba entonces 75.460 euros, unos 12,3 millones de pesetas. La querencia por los Audi desde la Empresa Pública de Obras y Servicios Hidráulicos durante el mandato de Hernández no cejó.A finales de 2001, la empresa de Hernández firmó la tercera adquisición, el modelo de más alta gama: un A-8 largo 4,2 Quatro trip tronic, con un precio de 133.128 euros. De esta operación, dice el Consello de Contas: "Se mantuvieron las demás condiciones inicialmente pactadas, tanto en lo que se refiere al tipo de interés como al vencimiento del contrato, lo que supuso la modificación de la cuantía de las cuotas abonadas, de manera que no guarda la más mínima proporcionalidad con el resto de las cifras de la sociedad".

Los tres coches se convirtieron, a juicio del Consello de Contas, en el bien con más valor de la empresa. "El mayor saldo del activo del balance de situación está constituido por los derechos sobre bienes en régimen de arrendamiento financiero de un vehículo", denuncia el órgano fiscalizador.

Todas estas operaciones se realizaron pese a que la sociedad registraba abultadas pérdidas. También lo constata el informe del Consello de Contas. En 2000, señala, obtuvo unos resultados negativos de explotación de 226.994 euros. La empresa Pública de Obras y Servicios Hidráulicos se constituyó en 1993, y bajo la tutela de Hernández realizó en aquel año una sola obra: la mejora de la red de saneamiento del río Lagares.

Las alegaciones a Contas realizadas por la sociedad apelan a "razones de necesidades operativas", que considera "lógicas teniendo en cuenta las funciones a desarrollar". Explica la sociedad que en octubre de 1999 se realizó un arrendamiento financiero, pero con posterioridad, en 2001, se tuvo que cambiar por otro "como consecuencia de un grave siniestro que sufrió el primer vehículo y que derivó en su inutilidad". Para evitar más explicaciones, la empresa pública respondió al Consello de Contas que sólo una de las compras se realizó en 2000, el ejercicio que revisaba el órgano fiscalizador, por lo que no se sentía obligada a justificar las dos operaciones posteriores.

Fuentes de la Consellería de Medio Ambiente y Territorio aseguraron ayer que, siendo presidente de Augas de Galicia y de Obras y Servicios Hidráulicos, Hérnandez no hizo uso de los coches oficiales adquiridos, ni Audi ni otros modelos y que empleó como vehículo oficial un Passat asignado a la Dirección Xeral de Obras Públicas, de la que él era titular. La adquisición de los Audi "fue una decisión de la consellería", aseguran las mismas fuentes. En aquel momento, el titular de Política Territorial era el difunto Xosé Cuiña.

Los tres Audi

- Octubre de 1999. Audi A-8. 3.7. MPT 260 cv. Precio: 53.374 euros

- Diciembre de 2000. Audi S-8. 4,2. V8 Quatro trip tronic. Precio: 75.460 euros.

- Octubre de 2001. Audi A-8 largo 4,2 Quatro trip tronic. Precio: 133.128 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de abril de 2009

Más información