Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un imputado del 'caso Correa' organizó desde un ayuntamiento la boda de Agag

Una carta del diputado Bosch prueba cómo se movilizaron las instituciones

"Paso a detallarte una relación de personas implicadas, así como la gestión que he efectuado con ellas, en relación con los preparativos de la ceremonia de Ana y Alejandro". Ana es la hija de José María Aznar, entonces presidente del Gobierno; Alejandro es Alejandro Agag; la ceremonia es la espectacular boda de ambos en El Escorial; el párrafo se escribió en 2002 en una carta cuyo receptor era Antonio Cámara, entonces secretario personal del presidente del Gobierno; y el autor es Alfonso Bosch, que declara hoy como imputado ante el juez por el caso Correa.

La carta, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, tiene membrete del Ayuntamiento de El Escorial (Madrid), del que Bosch era entonces segundo teniente de alcalde, y prueba que mantenía relaciones estrechas con la familia Aznar. A su condición de miembro destacado del equipo que organizaba los actos electorales de Aznar se une el hecho de que, según esta carta, fue también responsable de la boda de la hija del que era presidente del Gobierno.

El Ayuntamiento de Madrid cedió medios para la ceremonia en El Escorial

Se deduce de la misiva que la ceremonia se organizó desde la Secretaría General de Presidencia del Gobierno y el Ayuntamiento de El Escorial, con medios de este Consistorio, del de Madrid y de la Comunidad. Todas las instituciones se movilizaron para que la boda saliera bien. Bosch, ahora diputado de la Asamblea de Madrid, está acusado de recibir 250.562 euros por adjudicaciones en Boadilla, donde fue responsable de la empresa municipal del suelo, tras su paso por el Ayuntamiento de El Escorial.

En la organización participó Álvaro Pérez, que trabajaba entonces en Madrid para el PP con Francisco Correa -cabecilla de la presunta trama-, y que está imputado por su actividad en la red corrupta y, especialmente, por sus negocios en Valencia.

El receptor de la carta, Antonio Cámara Eguinoa, pasó de secretario personal del presidente del Gobierno a empleado de Correa en una de sus empresas en 2004, tras la derrota electoral del PP. El fichaje de Cámara se hizo en las mismas fechas en las que, según la versión oficial de Mariano Rajoy, el PP dejó de contratar a las empresas de Correa por utilizar fraudulentamente las siglas del partido para hacer negocios.

En la carta, Bosch notifica a La Moncloa las empresas de autobuses que se encargarán del traslado de los invitados y los nombres de responsables de otros detalles, como el aparcamiento o las obras paradas para la ocasión: "Confirmada la retirada de vallas de obra y de casetas en la fachada principal de la lonja del Monasterio, así como las vallas y el acopio del material de obra del Patio de Reyes".

Respecto al parking, explica: "El aparcamiento nos da 350 plazas pudiendo llegar a las 450-500, trasladando ese día a los abonados que tienen al otro parking de la plaza de la Constitución". "Mañana jueves tengo reunión con el arquitecto de dicho proyecto para conocer y prever el estado de la obra el día 5", prosigue. La reunión es con Alberto Arias, arquitecto de la Consejería de Urbanismo de la Comunidad de Madrid.

Por último, explica que el Ayuntamiento de Madrid, gobernado entonces por José María Álvarez del Manzano, colaboró con la boda y aportó medios públicos. Así, asegura: "Asunto vallas de señalización y corte: confirmada la recepción de 300 vallas y su retirada el día 6, del Ayuntamiento de Madrid. Gestión realizada a través del Sr. D. Luis Molina". Este último es un histórico concejal del PP de Madrid que fue contratado luego por el Ayuntamiento para el Departamento de Coordinación, que se ocupa de las concentraciones públicas en la capital. En este caso, el consistorio consideró acto público la boda y extendió su competencia al municipio de San Lorenzo de El Escorial. La carta termina asegurando: "Confirmada asistencia Policía Local del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial".

Alberto López Viejo, imputado también, era concejal de limpieza de Madrid y cortó la calle de Velázquez para facilitar la fiesta de despedida de solteros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de abril de 2009